21 nov. 2008

James Bond y la moral

El artículo de Matthew Tudesco (2008) - discutido en clase esta semana - plantea el problema general de la moralidad de tener un cuerpo de agentes con “licencia para matar” en un Estado de Derecho. Para ello define dicha propiedad como la autorización estatal para cometer asesinatos –entendidos como provocar la muerte de una figura pública mediante un ataque sorpresivo y sin ningún tipo de juicio previo. Bond es un personaje apreciado por el público, lo que lleva a preguntarse sobre la forma en la que percibimos la moralidad del asesinato. Según Tudesco la aparente tensión –entre el rechazo al asesinato a sangre fría y la aceptación de lo que la figura de James Bond representa- se debe a la coexistencia de componentes consecuencialistas y dentologistas en el conjunto de pautas morales que conforman la moralidad ordinaria. Bond asesina (un acto considerado malo en sí mismo) pero lo hace para salvar la vida de miles de inocentes –en ocasiones millones- (un acto bueno si se tienen en cuenta sus consecuencias). Cuando colisionan este tipo de creencias morales generales en un caso concreto, nos hallamos ante un caso difícil. Es lo que está ocurriendo en la actualidad con el debate sobre los asesinatos selectivos y el empleo de la tortura en la lucha contra el terrorismo. En ambos casos estamos ante casos difíciles. Pero decir que no hay respuestas correctas no nos exime de tratar de responderlas. Ofrecer una respuesta a la pregunta sobre el estatus moral de los agentes con licencia para matar como James Bond depende de la forma en la que respondamos otras cuestiones morales (como las relativas al asesinato y la tortura; la oposición entre deontologismo y consecuencialismo; la forma de entender el Estado de Derecho, etc.). Pero según Tudesco, aunque no tengamos respuestas claras a mano, la mera formulación clara de estos interrogantes nos obligará a buscar respuestas a las preguntas más acuciantes del mundo en el que nos ha tocado vivir.

CONSIGNA DE TRABAJO: ¿Es moralmente correcto tener un cuerpo de agentes con licencia para matar? Justifique adecuadamente su respuesta.

32 comentarios:

Anónimo dijo...

Ignacio Caseiro Gómez

Hace no mucho en Londres se dio el caso de que un policia disparó a un ciudadano brasileño por creelo un atacante suicida, y en ese momento se supuso (o al menos hubo voces denunciantes) de que fueron ordenes del propio gobierno británico las de cortar de cualquier manera cualquier atisbo de terrorismo, incluso con la muerte preventiva de otro ciudadano (lo cual nos llevaría a hablar del ataque preventivo)

Así nos encontramos ante un supuesto real en el que un agente estatal podría estar ciertamente autorizado para matar en estos supuestos.
Sea como fuere,este caso nos debe hacer pensar acerca de si es moralmente correcto el tener un cuerpo de agentes estatales con licencia para matar.
Yo creo que se debe distinguir de si se trata de una licencia para matar indiscriminada o en casos muy concretos.
Es decir ,en el caso concreto de este ciudadano brasileño ,la policia le disparó simplemente por tener una sospecha, no porque hubiera una fundada prueba de que ese sujeto se trataba de un suicida que iba a atentar contra una pluralidad de gente.

Así yo parto de una visión consecuencialista pero muy matizada:

En primer lugar, como matización, creo que esa licencia para matar debe sólo justificarse para proteger bienes jurídicos de una entidad muy superior al de la vida de una persona: ello se daría muy excepcionalmente porque el bien juridico vida es ya muy importante y por ende creo que se reduciría a casos de terrorismo, matanzas colectivas, genocidio,etc.
Es decir ,supuestos donde se pone en peligro la vida o integridad física de una multitud de personas.(por lo que para mi prevalecería la vida de muchas personas sobre la de una sola,lo cual es una visión utilitarista, puesto con ello se maximizaría el bienestar social)

La segunda matización que realizaría sería la relativa a que esa licencia para matar debe ser muy meditada y estudiada caso por caso: debe regirse por el principio de proporcionalidad.
Hay un dicho coloquial,que sería muy ilustrativo en este supuesto concreto : ``no se pueden matar moscas a cañonazos´´
Me refiero con ello a que la muerte de ese criminal o malhechor debe ser el único medio para evitar la lesión de un bien jurídico de entidad superior, y por ello no se puede acudir a otro procedimiento menos lesivo que el causarle la muerte a alguien.

En coclusión y resumiendo lo anterior , parto de la visión consecuencialista porque justificaría la licencia para matar, porque la consecuencia del acto sería buena al evitar la muerte de muchas otras personas,y rechazo la concepción consecuencialista porque opino que, pese a que matar es un acto intrínsecamente malo, en ciertos supuestos si lo creería autorizado.
Esos supuestos son mis matizaciones: que se trate de supuestos en los que se defienda un bien jurídico superior al de la vida humana, y que esa licencia sea racional y proporcional, no arbitraria e indiscriminada.

Anónimo dijo...

Beatriz María González López

Centrándonos en la esencia de lo que en sí significa el Estado de Derecho, como aquel que, no sólamente tiene leyes ni tampoco sólamente el cumplimiento de las leyes se exige a los ciudadanos, si no como aquel en el cual son las Instituciones y poderes del propio Estado quienes se hallan sometidos al Derecho y se les hacen cumplir las leyes; partiendo de esta base, ya se puede entender, que en la medida en que el cuerpo de agentes estatales con licencia para matar no está sometido al mismo, dicho cuerpo estará actuando al margen del Estado de Derecho entendido como un todo. Dicha situación es claramente ilícita, y contraria al propio Estado de Derecho. Pero eso no insta que la existencia de dicho cuerpo sea contrario a la moral, puesto que no se da, en todo caso, una correlación exacta entre moralidad y legalidad.
Si bien adoptando una posición pura desde el deontologismo (la existencia del cuerpo es moralmente incorrecto) o el consecuencialismo(es moralmente correcto) obtenemos una respuesta clara, yo optaría por una postura intermedia entre los posicionamientos de ambas teorías.
Asesinar, matar, sin duda es una acción mala, obtengamos con su ejecución un resultado positivo o no. Pero ahí es donde entra en juego el hecho de resaltar las consecuencias, hacer que éstas ganen más peso de lo que inicialmente tendría la acción negativa en sí misma. Desde mi punto de vista, el quiz de la cuestión reside en el hecho de que dichas actuaciones se han de observar desde la óptica de la proporcionalidad. Esto es, ni todas las acciones negativas con resultados positivos serán admisibles (experimento mental del médico VS mentira piadosa), ni todas las acciones positivas con resultados negativos serán inadmisibles (absolver a un criminal por falta de pruebas VS obsequiar a alguien con un regalo que no le guste) desde el punto de vista moral. Es por ello que será moralmente correcto tener un cuerpo de agentes con licencia para matar en el caso de que, aún pese a saber que lo que realizarán es intrínsecamente malo y que actuarán fuera de los límites de la ley, con ello se conseguirá un resultado querido, y en proporción, se maximizará el bienestar social, que al fin y al cabo, es para lo que desempeñan su labor los agentes estatales. Claro que, por supuesto, se habrían de diferenciar las situaciones, tarea que debería desempeñar un órgano calibrador, que estimase qué situaciones requerirían de la intervención de dichos agentes, ya que, la situación concreta en la que se encuentran, no les permite actuar en todo caso, si no, sólo en aquellos en que su actuación resulte indispensable y proporcionada para conseguir el fin perseguido. Si bien, en los casos en los que suelen estar implicados, no conciernen a los delincuentes habituales, si no que se mueven en esferas de la delincuencia mucho más selectas y poderosas, a las que difícilmente el procedimiento común y los medios ordinarios de defensa del Estado pueden llegar. Dados estos requisitos, la acción de dichos agentes sería moralmente correcta, dado que de otra manera sería imposible el mantenimiento del orden y bienestar social, algo que es, moralmente indeseable. E incluso aunque en algunos casos la proporcionalidad que debe mediar en sus actos se viese puntualmente trasgredida, puesto que, por ejemplo, en el caso de la tortura, es difícil, por no decir imposible, conocer de antemano qué cantidad de tormento es necesario aplicar al terrorista para que éste revele el lugar en el que se encuentra el detonador que hará volar media ciudad por los aires. Aunque también sería cuestionable el hecho de que, en este caso concreto, la cantidad de crueldad de los actos del agente pueda ser "ilimitada" ante la atrocidad de la acción terrorista/delictiva. Pero eso sí, en el resto de casos, debe mediar siempre la proporcionalidad, no pudiendo, generalmente, por ejemplo, matar a un raterillo común por hurto o apropiación indebida, aunque, como he dicho anteriormente, el ámbito en el que se suelen mover es mucho más selecto, por lo que la proporción en la elección de los delincuentes ya viene dada de antemano por los superiores/jefes del cuerpo de agentes, y por otro lado, el tipo de acciones que suelen tener que interceptar son tan odiosas, que aquí la proporcionalidad se ve desbordada, puesto que la misma acción delictiva también desborda lo común.

Anónimo dijo...

¿Es moralmente correcto tener un cuerpo de agentes con licencia para matar?

Para acercarnos a la resolución de esta cuestión, lo primero será aproximándonos a qué entender por “moralmente correcto”.

Así, podemos entender como “moralmente correcto” aquello que se somete a un valor; y por tanto, será una conducta moralmente correcta aquella que según algunos filósofos, consiste en “el cumplimiento de un deber” y “en la obediencia a la ley moral, en tanto que fijada por las normas, leyes y costumbres de la sociedad”.

Pues bien, en este supuesto concreto parece lógico, a la vista de lo expuesto anteriormente, señalar que matar no es una conducta moralmente correcta, aunque lo hagan agentes estatales.

¿Por qué?

Pues porque el matar no está fijado como una conducta correcta, ni moral ni éticamente hablando; y por supuesto, tampoco es una acción fijada por la normas ni por las costumbres de la sociedad en que vivimos (al menos en España).

Así pues, si partimos de que nos encontramos ante “personas” (no ante “agentes estatales”), que matan sin causa justa y en la mayoría de los casos, con premeditación, parece que nos encontramos ante unos asesinos.

No obstante, a eso habrá que añadirle que se trata de sujetos pagados por el Estado.
Entonces… ¿Eso los legitima moralmente o sigue siendo incorrecto moralmente?

En este punto, quizás lo más correcto sea optar por una corriente filosófica que nos ayude a explicar nuestra postura. Pero… ¿Consecuencialismo o Deontologismo?

Para mi, la corriente que mejor defendería mi postura, sería el deontologismo, donde lo importante son las acciones y no las consecuencias que de ellas se deriven.

Una acción, en este caso, un asesinato es una acción mala, incorrecta moralmente, y por ello no puede estar legitimada por el simple hecho de que quien la lleve a cabo sea un agente estatal.

Por consiguiente, si entiendo que la acción que realizan esos agentes con licencia para matar no es correcta moralmente, tampoco puede ser correcto moralmente que un Estado los tenga.

Anónimo dijo...

CRISTINA FERREIRO GÓMEZ

¿Es moralmente correcto tener un cuerpo de agentes con licencia para matar?

Para acercarnos a la resolución de esta cuestión, lo primero será aproximándonos a qué entender por “moralmente correcto”.

Así, podemos entender como “moralmente correcto” aquello que se somete a un valor; y por tanto, será una conducta moralmente correcta aquella que según algunos filósofos, consiste en “el cumplimiento de un deber” y “en la obediencia a la ley moral, en tanto que fijada por las normas, leyes y costumbres de la sociedad”.

Pues bien, en este supuesto concreto parece lógico, a la vista de lo expuesto anteriormente, señalar que matar no es una conducta moralmente correcta, aunque lo hagan agentes estatales.

¿Por qué?

Pues porque el matar no está fijado como una conducta correcta, ni moral ni éticamente hablando; y por supuesto, tampoco es una acción fijada por la normas ni por las costumbres de la sociedad en que vivimos (al menos en España).

Así pues, si partimos de que nos encontramos ante “personas” (no ante “agentes estatales”), que matan sin causa justa y en la mayoría de los casos, con premeditación, parece que nos encontramos ante unos asesinos.

No obstante, a eso habrá que añadirle que se trata de sujetos pagados por el Estado. Entonces… ¿Eso los legitima moralmente o sigue siendo incorrecto moralmente?

En este punto, quizás lo más correcto sea optar por una corriente filosófica que nos ayude a explicar nuestra postura. Pero… ¿Consecuencialismo o Deontologismo?

Para mi, la corriente que mejor defendería mi postura, sería el deontologismo, donde lo importante son las acciones y no las consecuencias que de ellas se deriven.

Una acción, en este caso, un asesinato es una acción mala, incorrecta moralmente, y por ello no puede estar legitimada por el simple hecho de que quien la lleve a cabo sea un agente estatal.

Por consiguiente, si entiendo que la acción que realizan esos agentes con licencia para matar no es correcta moralmente, tampoco puede ser correcto moralmente que un Estado los tenga.

Anónimo dijo...

Ángela Coello PulidoUna licencia para matar supone la autorización estatal para cometer asesinatos y, por ello, considero que para responder a la pregunta de si es moralmente correcto tener un cuerpo de agentes con este tipo de licencia sería necesario analizar previamente si es correcto, o no, moralmente el asesinato. Así, un deontologista valoraría el acto en sí, sin tener en cuenta las consecuencias del mismo, y llegaría a la conclusión de que el asesinato es un acto moralmente incorrecto en sí. No obstante, un deontologista admitiría excepciones en determinados casos y esta es la postura que defiende Kant: desde el punto de vista kantiano, matar es un acto malo en sí, salvo en determinadas circunstancias en que sí estaría permitido. Ahora bien, aunque el deontologismo llegase a permitir, de manera excepcional, el asesinato, siempre partiría de la consideración de que las consecuencias del mismo son irrelevantes. Por el contrario, para un consecuencialista, la corrección moral de un acto dependería de las consecuencias de dicho acto de tal modo que el asesinato podría llegar a estar permitido si sus consecuencias fuesen favorables al bienestar.La concesión a un agente doble 0 de una licencia para matar ¿sería moralmente correcta? y, en caso afirmativo, ¿encajaría en una de esas excepciones a que se refiere el deontologismo o, por el contrario, correspondería a la postura consecuencialista?: en mi opinión, la teoría consecuencialista (la teoría de que el fin justifica los medios), hablando de matar, no cabe en un Estado de Derecho que garantiza los derechos y libertades de los individuos ya que sería arriesgadísimo justificar esta filosofía puesto que en un momento determinado a alguien se le podría ocurrir matar a gran de la población para lograr algún fin que considerase de máximo interés para la sociedad y así se podrían llegar a cometer auténticos genocidios.Pienso que sí sería moralmente correcto tener un cuerpo de agentes con licencia para matar pero siempre y cuando estos agentes fuesen únicamente determinadas personas que hubiesen pasado un minucioso proceso de selección y entrenadas física y sobre todo, mentalmente (personas racionales y con un gran equilibrio psicológico). Yo me inclinaría por una postura deontologista: valorando el acto de matar, llego a la conclusión de que es un acto inaceptable y que es rechazado por la sociedad en general. Ahora bien, la postura deontologista admite determinadas excepciones y, en mi opinión, la existencia de estos agentes doble 0 sería una de ellas ya que se trata de individuos que pueden llegar a actuar en cualquier parte del planeta, sin someterse a las normas y restricciones de su país y que, por tanto, no sólo necesitarían licencia para matar sino licencia para todo en general a causa de las circunstancias de aislamiento e incomunicación en las que podrían tener que llegar a actuar. Para el deontologismo, los actos incluidos en esas excepciones son moralmente correctos. Por tanto, considerando la existencia de estos agentes doble 0 como una de esas excepciones, estoy afirmando que sí sería moralmente correcto tener un cuerpo de estos agentes. Se trata de personas que no tienen un permiso para matar en un caso concreto sino una licencia con carácter indefinido para poder tomar ellos mismos la decisión de llevar a cabo esa actuación cuando sea imprescindible. Es decir, no estoy admitiendo la licencia para matar a nivel general sino solamente para determinados individuos y en determinadas circunstancias.En conclusión, en mi opinión, sí sería MORALMENTE CORRECTO tener un cuerpo de agentes con licencia para matar siempre y cuando se cumpliesen estos requisitos.

Anónimo dijo...

NOELIA GONZALEZ FERNANADEZ

Bajo mi punto de vista matar nunca es bueno ya que lo encuentro un acto despreciable,asi pues matar a quien mata me parece como volver a la Ley de Talión a un ojo por ojo y diente por diente.En un Estado de Derecho claro que hay que asegurar la buena convivencia entre los ciudadanos pero no a cualquier precio.

La creacion de un cuerpo con licencia para matar seria muy discutible,ya que no podria hacerse de manera indiscriminada,no puedes darle a unas personas la licencia de matar y menos de manera preventiva;podemos decir que en caso de terrorismo seria una buena idea para prevenir muxas muertes a causa de atentados terroristas o suicidas

Con todo esto opto por la opcion de si a un cuerpo pero con muchos limites que aseguren su buen funcinamiento.

Anónimo dijo...

LUCIA PEREIRA GONZALEZ

-Es moralmente correcto que un Estado tenga un cuerpo de agentes especiales con licencia para matar?

Partiendo de la base de que dar muerte a otra persona, ya sin hablar de asesinato, bajo mi punto de vista no es en ningún caso moralmente correcto, más difícil todavía me parece justificar la existencia de unos agentes especiales con licencia para matar, y más aún cuando sabemos que esos agentes trabajan para o dependen del Estado.

Un Estado de Derecho trata de garantizar las libertades y derechos de los ciudadanos y no es coherente que quien garantice tus derechos y libertades, a la vez autorize a otra persona para matar, por que estaría violando el derecho más importante de una persona,la vida, derecho que sin él todos los demás carecerían de sentido.

Pues bien, desde mi punto de vista no sería en ningún caso correcto, ni justificable la existencia de dicho cuerpo de agentes, por la simple razon de que tampoco conseguirían ningún resultado, ni ninguna acción beneficiosa. Si tenemos a un individuo que ha hecho un daño a la sociedad hay que buscarle un castigo, pero matarlo no es una solución justa, y menos en un Estado de derecho que trata por encima de todo de salvaguardar los derechos de los ciudadanos,porque el derecho a la vida de este ciudadano al que acaban de matar se lo han cargado.

David Santorum Mira dijo...

Para responder a la pregunta de sí es moralmente correcto tener un cuerpo de agentes con licencia para matar, podemos hacer uso de las dos grandes corrientes de la Ética que ya conocemos: utilitarianismo y deontología.

Para un utilitarista un acto es moralmente correcto cuando puede lograr el máximo bienestar para el máximo número de personas; es decir, la consecuencia o el resultado positivo que produce el acto prevalece sobre éste (“el fin justifica los medios”. Por lo tanto, un utilitarista consideraría moralmente correcto la licencia para matar de los agentes doble cero, ya que con ella se protege la vida miles de personas y (de paso) se acaba con los criminales que intentaron atentar contra la vida de esas personas.

Un deontologista, en cambio, estaría, en principio (ya sabemos que la pena impuesta por el Estado, entendiendo a Bond como representante del Estado, puede dar lugar a varias interpretaciones), totalmente en contra de este tipo de autorizaciones, ya que lo importante no es la consecuencia o el fin perseguido, sino la naturaleza del acto en sí. La licencia para matar implica, como su nombre bien indica, la facultad para privar a un sujeto del bien jurídico más importante: la vida. Por lo tanto, como el “fin nunca justifica los medios”, y siendo el acto de matar una de las conductas más despreciables (superada, si cabe, sólo por la tortura), un deontologista juzgaría de inmoral la licencia para matar que tiene atribuida el agente 007.

Ahora bien, en cuanto a mi opinión personal, decir que me inclino claramente por el utilitarianismo. La licencia para matar es un poder o autorización que se le otorga únicamente a un selecto grupo de personas, seleccionadas por un procedimiento muy riguroso, atendiendo a las características y cualidades personales (aparte de las inexcusables habilidades físicas y mentales, también el compromiso con la seguridad de los ciudadanos y del Estado). Las misiones que se les encomiendan a los agentes doble cero no consisten en detener a criminales de poca o mediana monta, sino a personas u organizaciones poderosísimas que ponen en peligro la seguridad nacional e, incluso, mundial. Eliminando a estos sujetos, Bond aumenta de forma considerable la seguridad o bienestar de los ciudadanos y del Estado, no siendo moralmente reprochable sus asesinatos, ya que, al fin y al cabo, dichos criminales reciben lo que se merecen (“criminals ought to be punished because they deserve to be”; “teoría retributiva del castigo” que expuso, aunque no compartió, J. M. Held en el texto “Don’t you men know any other way”).

Por lo tanto, considero moralmente correcto la licencia para matar de los agentes doble cero, siempre y cuando su ámbito de actuación esté claramente restringido a los crímenes más atroces que ponen en peligro la vida de muchas personas y la seguridad del Estado. No obstante, es necesario decirlo, en la ficción es más fácil delimitar y comprender este ámbito de actuación (sobre todo por la existencia de los “supervillanos”), aunque en la práctica resulta muy complicado establecer dichos límites de forma objetiva, dando lugar al abuso por parte del Estado (por ejemplo, asesinatos selectivos realizados por parte de las fuerzas israelíes).

Anónimo dijo...

DAIANE MARTINEZ

COMO DIJE OTRAS VECES ESTOY TOTALMENTE A FAVOR DEL DEONTOLOGISMO,PORQUE PIENSO QUE UNA ACCION SI PUEDE ESTAR JUSTIFICADA MORALMENTE POR SU FIN.

TAMBIEN PIENSO QUE ESTO SERIA IMPOSIBLE A NIVEL DE ESTADO, Y DE REALIDAD,PERO MORALMENTE SEGUN MI CRITERIO ES TOTALMENTE ACEPTABLE.
COMO NO VA ESTAR JUSTIFICADO QUITAR LA VIDA A UNA PERSONA QUE MAÑANA QUITARA LA VIDA A UN INOCENTE? EL INOCENTE NO ELIGE ESTAR EN LA SITUACION DE RIESGO Y DETERMINADOS DELINQUENTES SI,POR ESO NO SE DEBE TRATAR DE PENSAR QUE SE QUITA LA VIDA DE UN SER HUMANO DE FORMA NO LEGITIMADA,SINO QUE SE DEBE PENSAR QUE SE SALVA LA VIDA DE OTRAS, QUE ADEMAS SON INOCENTES.

NO SE TRATA DE UN ATAQUE PREVENTIVO,YA QUE PARA REALIZAR ESTA ACCION PIENSO QUE DEBE EXISTIR DETERMINADAS PROBABILIDADES,MAS BIEN EXATAS DE QUE ESTE SUJETO VOLVERA A MATAR DE TODAS FORMAS.

PIENSO QUE LO IDEAL SERIA UN SITEMA CON UN INTERMEDIO ETRE LA PENA DE MUERTE Y EL ATAQUE PREVENTIVO.DEBERIA SER MENOS ARRIESGADO QUE EL PREVENTIVO,POR SU INCERTIDUMBRE,Y MAS EFECTIVO QUE LA PENA DE MERTE QUE SOLO SE APLICA DESPUES DE HABER COMETIDO VARIOS DELITOS.

Anónimo dijo...

CRISTINA PEREZ RODRIGUEZ

Desde mi punto de vista matar no es una conducta moralmente correcta aunque el acto sea llevado acabo por un agente autorizado por el Estado expresamente para ello.Partiendo entonces de la base de que matar está mal,es decir es una acción moralmente mala, el hecho de que esté legitimado por el Estado no sería correcto,además existen muchos otros medios alternativos de penar al delincuente cada uno dependiendo del grado de gravedad del delito cometido pero nunca llegando al extremo de matarlo.

Además el Estado cuando autoriza a estos agentes especiales para matar,poniendo esta potestad en sus manos, corre un grave peligro puesto que estos agentes por muy "especiales" que sean son personas ,seres humanos y como tales en determinadas circunstancias pueden actuar movidos por el odio y la venganza personal y de este modo estarian actuando sujetivamente y podrían en algunos casos movidos por tales sentimientos cometer asesinatos injustos.

Por lo tanto entiendo que la accióm de matar que realizan estos agentes estatatales no sería moralmente correcta puesto que el acto en si de matar tampoco lo es, y además esta licencia para matar según en que agentes podría desvistuarse.

Anónimo dijo...

Patricia Reyes Olvera.
A la pregunta de si es moralmente correcto tener un cuerpo de élite dispuesto a matar por un Estado en aras de la seguridad. Mi respuesta es que depende del Estado, mi punto de partida será Israel y el Mossad en este caso los israelies consideran que está justificado tenerlo porque les permite subsistir en una sociedad mundial que les ha sido hostil, que no les protegieron cuando debian y miraron para otro lado ante el exterminio nazi, no es de extrañar que ese pueblo considere que es lícito tener un servicio secreto que les proteja.
Por otro lado, resultaria bastante dificil convencerles de que el Estado les puede proteger prescindiendo de dicho servicio, por lo que con toda seguridad están dispuestos a apoyar a su gobierno en esa decisión tomada.
Por lo tanto aunque al resto de los humanos nos parezca mal o bien dependiendo de la posición que decidamos adoptar independientemente de esta opinión individualizada o colectiva para el Estado de Israel es moralmente correcta contar con una especie de James Bond que los salvaguarde.

Anónimo dijo...

Lidia Fariñas Quintas

El análisis desde el punto de vista moral de si es correcto tener un cuerpo de agentes estatales con licencia para matar, poniéndolo en conexión con la creencia de lo que es bueno o malo, o correcto o incorrecto, creo que en ningun caso está moralmente justificado la concesion de tal permiso, en cuanto el mismo se realiza además con total impunidad, en ausencia de toda responsabilidad y control por parte de la ley.

El hecho de que dicho permiso lo ostente un agente estatal, no lo convierte en una práctica correcta o desde el punto vista jurídico, legal.

Partiendo de la base de que la acción de matar está mal, habria que matizar ciertos aspectos en cuanto al hecho de que quien lo lleva a cabo sen estas personas pagadas por el Estado.

En un Estado de Derecho se deben de garantizar los derechos de los ciudadanos, debe existir además un control o sometimiento de las intituciones del Estado al imperio de la ley.

Dicho esto, estos agentes deberían de someterse a ley, como las demás instituciones además de ser responsables ante la justicia.

Además no llevar a cabo un uso indiscrimado o arbitrario de tal concesión para matar, sino haciendo apelación al principio de proporcinalidad en el empleo de los medios, en cuanto se trata de evitar un daño, y emplear este permiso solo en el caso de que sea el último recurso para poder solucionar e problema que se plantea.

En conclusión creo que seria correcta su existencia en cuanto se llev a cabo un control por los Tribunales de dichas actuaciones, y esten sometidas a la ley.

Anónimo dijo...

Laureano Nieto Prieto

La pregunta de si es moralmente correcto tener un cuerpo de agentes con licencia para matar es bastante compleja, yo parto del principio de proporcionalidad, es decir, lo que no se puede hacer es pegarle cuatro tiros a una persona que lleva una navaja en la mano que a penas puede cortar, otra cosa sería si un agente con licencia para matar se encuentra frente a frente con un terrorista que tiene en sus manos un detonador con la intención de hacerlo explotar y matar a miles de personas, en este caso es mejor eliminar al terrorista y salvar miles de vidas. El problema de este tipo de agentes es que actúan al margen de la legalidad, porque una cosa es que tengan licencia para matar y otra muy distinta es que asesinen porque sí, como hemos visto en las distintas películas de James Bond muchas muertes eran evitables, en numerosas ocasiones se podía detener al delicuente y llevarlo a comisaría sin ser necesario asesinarlo.

En España hace ya unos años hubo un grupo de agentes que también tenían "licencia para matar" (o eso creían...), eran los GAL que tenían como objetivo acabar con el terrorismo (ETA, GRAPO...) en España , como es de sobra sabido el inventó no salió bien, se mató a gente inocente, se secuestró a personas que nada tenían que ver con el terrorismo..., lo cuál demuestra que a veces darle tanto poder a una persona sin tener que rendir cuentas es muy peligroso.

En resumen afirmo que para mí no es moralmente correcto tener a un cuerpo de agentes con licencia para matar.

Anónimo dijo...

ANDREA MASEDA CASADO


Primeramente quisiera matizar de que manera se podria establecer lo de tener agentes con licencia para matar.

Por una parte, podriamos estar hablando de unos agentes que tuvieran una licencia para asesinar sin ser enjuiciados ningun asesinato que cometieran, aunque fuera una muerte toalmente injustificada, pero como poseen esa licencia que les hace inmunes ante la justicia, seguirian estando libres e impunes de eso.

Por otro lado, estarian los asesinatos hechos por un bien común, que se podrían enmarcar en una posición deontológica. Este tipo de asesinatos serían para beneficiar a una comunidad, típico ejemplo de matar a un terrorista cuya intención es acabar con la vida de cientos de inocentes; así, a cambio de la vida de una sola persona, se estaría salvando a una comunidad.

Diciando esto, la licencia para matar esos agentes, tendria que ser exclusivamente para el segundo caso, para el bien común, aí si que lo veo moralmente correcto en mi opinión.

Pero, como bien dije, se caería en el vicio de cometer otros tipos de asesinatos injustificados por este tipo de agentes, ay qeu al conocer su estado de inmunidad se acabarían aprovechando de eso.
Así por ejemplo, en el caso concreto de James Bond, acaba cometiendo asesinato inútiles, que no hubiera necesario haberlos llevado a cabo.

Dicho esto, creo que esta situación planteada es un arma de doble filo. Personalmente solo lo veo moralmente correcto en un caso muy concreto de un bien común.

Anónimo dijo...

Soy Martín Rosendo Domínguez y aquí le envió mis respuestas.

La respuesta estará muy igada a cuestiones ya expuestas en el caso anterior.

Mi opinión es favorable a la existencia de un cuerpo de agentes con licencia para matar, pero el fin de matar es el de hacerlo contra quien practica el crimen organizado y sus modalidades.
James Bond dentro del fin que cumple de preservar la seguridad de Gran Bretaña y la paz a nivel internacional debe ser habilitado por parte de la agencia estatal para la que trabaja de unos buenos medios materiales y jurídicos, y dentro de éstos es donde estaría la famosa licencia para matar.

Bond no está matando por matar sino que lo hace contra cabezas visibles del crimen organizado y sus modalidades, una vez que se enfrenta a éllos. Se deba tener en cuenta que los criminales contra los que se enfrenta Bond actuan a escala internacional y lo hacen con gran expansion mientras no son contestados, e incluso cuando son contestados se hace tarde porque ya llevan bastante tiempo actuando impunemente (muchas veces con la complicidad de ciertos gobiernos estatales.

Es por esto por lo que creo que es moralmente correcto tener un cuerpo de agentes con licencia para amtar.

Anónimo dijo...

¿Es moralmente correcto tener un cuerpo de agentes con licencia para matar?

CESAR ARMANDO PEREDA E.

Una sociedad, esta compuesta con un ESTADO y un grupo de personas que suelen estar sometidas al poder de este,voluntariamente. Al menos en escencia eso es una democracia. Tal vez la mas importante funcion del ESTADO, es la de proporcionar seguridad a las personas que gobierna.
La pregunta real seria, hasta que punto el ESTADO, esta autorizado a ajercer su poder, para salvaguardar esta seguridad.
En el caso de James Bond, se entiende que sus actos, son claramente para proteger un bien juridico superior, claramente consecuencialista. Es tal vez por eso, que a la vista de la mayoria, James Bond y como consecuencias sus actos son buenos y justificados. Tambien eso es consecuencia de que entendemos que su ESTADO, es justo y correcto.

Sin embargo, en la realidad la mayoria de los ESTADOS, no son como en las peliculas de James Bond
y autorizar al ESTADO, a tomar desciciones sobre quien vive o muere. Es dar oportunidad a crear un gobierno tirano y omnipotente. como lo ha demostrado la historia.

Apesar de que defiendo muchas veces a los consecuencialistas. En este caso, no considero correcto, tener un grupo de agente del ESTADO, con licencia de asesinar.
James Bond. es un personaje ficticio, holliwodense. Y su realidad no se ajusta a la nuestra.
Entre otras, consideraciones existe una pelicula que tambien plantea, esta problematica desde el otro punto de vista, la cual es BOURNE IDENTIDY. Donde plantea el problema de los asesinos del ESTADO, los cuales solo siguen ordenes. Sin realemnte ni siquiera saber, la razon por la que son asesinaran.
Bueno esto es solo una consideracion. sobre los malos manejos del poder, por parte del ESTADO.

Anónimo dijo...

Pienso que no es moralmente correcta la existencia de unos agentes del Estado que tengan licencia para matar. En nuestro ordenamiento matar, asesinar, torturar son conductas tipificadas, los sujetos responsables de este tipo de actos serán castigados con la pena adecuada al caso concreto.
Pensar en la existencia de unos sujetos amparados por el Estado para cometer este tipo de crímenes está totalmente injustificado, dependiendo del tipo de gobierno se le permitiría a unos o a otros la realización de dichas conductas atroces, y no solo eso, sino que esa “licencia“ les eximiría de ser juzgados de acuerdo a la legislación que debe ser aplicada a todos los ciudadanos de manera justa.
Teniendo en cuenta las teorías que hemos estudiado apoyó mi argumentación en los deontologistas. Asesinar, matar, torturas son acciones intrínsicamente malas que solo podrían estar justificadas moralmente en caso de legítima defensa. Para los utilitaristas estas acciones estarían siempre justificadas cuando se cometieses con un fin de bienestar social pero desde mi punto de vista esto podría dar lugar a que muchas personas se tomasen la justicia por su mano sin poder ser juzgadas por ello.

Anónimo dijo...

REBECA FERNÁNDEZ SEOANE.

Pienso que no es moralmente correcta la existencia de unos agentes del Estado que tengan licencia para matar. En nuestro ordenamiento matar, asesinar, torturar son conductas tipificadas, los sujetos responsables de este tipo de actos serán castigados con la pena adecuada al caso concreto.
Pensar en la existencia de unos sujetos amparados por el Estado para cometer este tipo de crímenes está totalmente injustificado, dependiendo del tipo de gobierno se le permitiría a unos o a otros la realización de dichas conductas atroces, y no solo eso, sino que esa “licencia“ les eximiría de ser juzgados de acuerdo a la legislación que debe ser aplicada a todos los ciudadanos de manera justa.
Teniendo en cuenta las teorías que hemos estudiado apoyó mi argumentación en los deontologistas. Asesinar, matar, torturas son acciones intrínsicamente malas que solo podrían estar justificadas moralmente en caso de legítima defensa. Para los utilitaristas estas acciones estarían siempre justificadas cuando se cometieses con un fin de bienestar social pero desde mi punto de vista esto podría dar lugar a que muchas personas se tomasen la justicia por su mano sin poder ser juzgadas por ello.

Anónimo dijo...

María Isabel Besteiro García

Es difícil responder a la cuestión de si es moralmente correcto tener un cuerpo de agentes con licencia para matar, puesto que aquí se produce una colisión entre dos razonamientos muy contrapuestos.

Por un lado, podría responderse positivamente a esta cuestión y decir que sí, y ello por muy diversos motivos, entre los cuales podría destacarse el siempre recurrido argumento de que siempre es mejor matar a un asesino y evitar muchas otras muertes que éste puede provocar, que dejarlo en libertad (o meterlo en prisión, de donde finalmente acabará saliendo) para que siga realizando acciones que ponen en peligro el bienestar social; y también que una persona que no respeta la vida de los demás, no puede pretender que se respete la suya, porque él con su acción de matar antes, ha sido el primero que abrió la puerta a la posibilidad de no respetar la vida de quien sea (en este caso, la de él).

No obstante, por otro lado, esta cuestión también podría responderse de manera negativa estableciendo que no, que no es moralmente correcto que un Estado de Derecho tenga a un cuerpo de agentes con licencia para matar, puesto que es el Estado el que impone las leyes y las normas de conducta a sus ciudadanos, y es el encargado de hacerlas cumplir, si es preciso, coercitivamente; y, por tanto, no puede ser él quien primero incumpla las normas que establece como obligatorias para sus ciudadanos, puesto que sino, qué confianza podrían demostrarle aquéllos. Asimismo, matar a un asesino no convierte a esa persona en menos asesino. Asesinar es asesinar, independientemente de si esa persona a quien se le está quitando la vida "mereciera morir". De este modo, también habría que matar al agente que mata, y matar a quien mata al agente, y así sucesivamente, creándose una cadena que podría llegar hasta el infinito.

Desde mi punto de vista, es posible que no fuese radicalmente reprobable tener a un grupo de agentes con licencia para matar, pero siempre analizando detalladamente todas las circunstacias que concurren en cada caso, puesto que en la sociedad en la que vivimos se pueden ver en ocasiones casos de delincuentes que cometen acciones totalmente estremecedoras y por mucho que quede muy bonito decir que lo más importante es la tolerancia, el respeto por los derechos de los demás y el perdón de la sociedad hacia los que a menudo quebrantan la ley, no creo que pueda existir en el mundo perdón para ellos.

No obstante, esta licencia para matar sólo podría ser usada con los criminales más peligrosos, y nunca con pequeños delincuentes, para los cuales ya existen otras penas en el ordenamiento jurídico.

Anónimo dijo...

ENRIQUE PEDROSO SUÁREZ


¿Es moralmente correcto tener un cuerpo de agentes con licencia para matar?

Para decir que si es moralmente correcto tener licencia para matar, en primer lugar tenemos que decir que es lo moralmente correcto.
Lo moralmente correcto en nuestra sociedad se mira desde el punto de vista de la moral católica. Para la iglesia catolica lo racional es lo moralmente correcto, el obrar correctamente sin ningun tipo de venganza. Por lo tanto para los católicos la licencia para matar de unos agentes especiales del estado seria algo moralmente incorrecto. El estado no tiene poder para decidir quien debe morir. En este caso el Estado asesina a traves de unas determinadas personas , en las cuales el estado delega esa potestad de aniquilar a quien les venga en gana.
Un ejemplo de esto para mi seria el caso de los GAL, una organización terrorista creada por el estado para acabar con el terrorismo en nuestro pais. A sus agentes,vamos a llamarlos asi, también se les dio licencia de hacer lo que fuese necesario con tal de acabar con el terrorismo.
En este caso del GAL puede haber varias opiniones a favor o en contra, según la situación en la que nos encontremos. Por ejemplo en un hipotético caso de que unos terroristas hubieran puesto una bomba en un colegio y esta hubiera explotado con la consiguiente muerte de todos los que se encontraban en ese lugar. En este caso seria correcto que el Estado diera licencia a estos agentes especiales para buscar a los responsables de lo ocurrido, dando a sus agentes todo tipo de licencia para cumplir con las ordenes. Esto según la educación católica que tenemos en España no sería lo moralmente correcto, ya que para la iglesia existe el perdón, no la venganza.
Bajo mi punto de vista creo que seria moralmente correcto darle a una determinada persona licencia para matar, pero sólo en unos determinados casos muy extremos. Afirmar esto hay que tener en cuenta tambien las consecuancias que supone dar este tipo de licencia a unos agentes, ya que estos para conseguir los fines pueden llegar a matar a gente inocente o que por su causa mueran. Por lo tanto voy a concluir diciendo que no es moralmente correcto tener un cuerpo de agentes para mata.

Anónimo dijo...

ELENA NEIRA MORGADO

James Bond a mi parecer es(y sin duda al de muchos) un personaje atractivo, elegante, inteligente , astuto..lo tiene todo sino fuera porque apesar de ser moralmente correcto en si mismo no lo es tanto en pro de una sociedad que aun conociendo este tipo de figuras se jacta de salvaguardar su legalidad en figuras especificas de derecho como son el Poder Judicial y las Fuerzas de seguridad del estado en sus diferentes especialidades..no soy quien de opinar si la figura del agente007 seria correcta en un pais c omo el nuestro en cuanto al problema del terrorismo vasco o islamista por ejemplo ..o más bien si tengo mis opiniones en cuanto afirmaciones y divergencias..recordemos el caso GAL Gobierno socialista manda secuestrar a un supuesto terrorista en una accion tipificada como ilegal y secreta del Gobierno del momento, pero y si ese James Bond no fuese tan inteligente como lo fueron estos y secuestrasen a un humilde hombre de a pie??..¿que diferencia hay entre Ley y Moral?-a mi entender la misma que separa a James Bond de un EStado de Derecho-

Anónimo dijo...

Cristina Rial Álvarez.


La respuesta a si es moral o no tener un cuerpo de agentes con licencia para matar,tal y como indica Tudesco en su artículo, es distinta dependiendo de la corriente filosófica a la que sigamos.
Así desde una corriente filosófica deontologista estos agentes estarían legitimados a matar sin ningún tipo de cortapisas, para ellos la moralidad de un acto debe examinarse desde el acto mismo, matar es moralmente malo por lo tanto no es moralmente correcto tener un cuerpo de agentes con licencia para matar.
Desde una corriente consecuencialista un acto será moralmente bueno cuando sus consecuencias mejoren al conjunto de la sociedad, con la licencia para matar los agentes que la poseen pueden acabar con personas que van a causar mucho mal como terroristas, por lo tanto, al provocar con la muerte de un terrorista que este no vuelva a cometer más atentados se procura el bien de la sociedad por lo tanto tener un cuerpo de agentes con licencia para matar es moralmente correcto.

En mi opinión ambas corrientes deben convinarse para llegar a justificar la moralidad de tener un cuerpo de agentes con licencia para matar pero con algunas restricciones y sin que puedan libremente utilizar esa licencia.
Así, siguiendo la corriente consecuencialista esta bien que existan unos agentes con licencia para matar para que puedan evitar de forma efectiva muchas actividades delictivas así, cuando van persiguiendo a un criminal que es el cabecilla de las actividades de una banda terrorista que a perpetrado varios atentados muy sangrientos y tiene un dispositivo en la mano el cual accionandolo va a hacer estallar una bomba entonces es moralmente correcto que le maten puesto que de este modo evitan las muertes que se van a provocar con la bomba y por tanto benefian a la sociedad.
El quiz de la cuestión aparece cuando esa licencia permite realizar cualquier tipo de homicidio, puesto que, como indican los deontologístas causar la muerte es un acto negativo en sí mismo.

Dicho esto, yo admitiría la moralidad de tener un cuerpo de agentes con licencia para matar puesto que con sus acciones se conseguiría un mayor bienestar de la sociedad pero limitando esa licencia sobre todo con el principio de proporcionalidad, esto es, que no puedan matar de forma indiscriminada y que se intenten todos los métodos posibles que sean menos graves que causar la muerte siempre que así se consigua el mismo objetivo.

Anónimo dijo...

MÍRIAM NÚÑEZ FERNÁNDEZ

¿Es moralmente correcto tener un cuerpo de agentes con licencia para matar? Justifique adecuadamente su respuesta.
Apoyaré mi argumento en una noticia de la BBC de 22 de julio de 2002


BBC MUNDO 22 Julio 2005
Un ciudadano brasileño, de 27 años, Jean Charles de Menezes, murió el viernes en una estación de metro del sur de Londres, víctima de los disparos de un policía que al parecer le confundió con un atacante suicida.
Posteriormente, Scotland Yard reconoció oficialmente que De Menezes era inocente y que no estaba vinculado en modo alguno a los fallidos atentados del jueves 21 de julio.
El jefe de la policía londinense, Ian Blair, pidió disculpas a la familia de la víctima y calificó su muerte como una tragedia, pero insistió en que la nueva política de "disparar a matar" seguirá vigente en las operaciones relacionadas con posibles atentados suicidas.
En mi opinión esta licencia similar a la de James Bond atenta directamente contra los derechos básicos de los ciudadanos.
Porque es mucho más peligrosa esta licencia que la pena de muerte. Ya que en la pena de muerte, para mi totalmente despreciable y detestable, el condenado lo es por un tribunal y tiene una fase en la que defenderse, o por lo menos intentarlo.
“Según comentó a la BBC, Roy Ramm, un ex comandante policial de operaciones especiales, las reglas para confrontar a posibles atacantes suicidas cambiaron recientemente a "disparen a matar".
"Cuando se enfrenta uno a este tipo de amenazas, la única manera de detenerlas es apuntar a la cabeza", aseguró Ramm.”
No me parece adecuado que en un país como el Reino Unido se concedan esas licencias para matar, pueden cometerse errores, en mi opinión es imposible justificar esta licencia. Porque a simple vista no se puede saber si una persona es un terrorista suicida, ni un asesino, … es prácticamente imposible saberlo. Esta medida me parece totalmente desproporcionada, irracional, ilógica…. Si en ocasiones a un tribunal le cuesta saber si una persona es culpable de un determinado hecho, y cuenta para ello con medios de prueba y demás, un policía solo y aunque sean varios, a simple vista no pueden saberlo. Es imposible.
Y aunque se emplee para evitar un mal mayor no me parece la solución mas acertada ni adecuada. Si las autoridades británicas quieren evitar atentados como los del metro, masivos, que incrementen las medidas de seguridad de tal forma que sea imposible que alguien armado o con explosivos acceda a las instalaciones y sea detenido inmediatamente.

Anónimo dijo...

Jesús Cabanelas Silva

¿Es moralmente correcto tener un cuerpo de agentes con licencia para matar? Justifique adecuadamente su respuesta.

Este es un tema ampliamente debatido actualmente. Hoy en día, se cuestiona mucho sobre la necesidad de los gobiernos de tener agentes de policía especiales y apartados de la ley para contrarrestrar problemas como por ejemplo el terrorismo.

Atendiendo a dos de las posturas filosóficas más importantes (utilitarismo/deontologismo) se podría responder de forma diferente a esta cuestión.

Para un utilitarista, el hecho de tener un cuerpo de agentes con licencia para matar sería moralmente positivo, ya que tendría como consecuencia una gran disminución de la delincuencia. En cambio, un deontologista no lo vería nada correcto, ya que matar es un acto en sí malo, aunque las consecuencias que traiga sean buenas.

Desde mi punto de vista, creo que no es moralmente correcto tener policías con licencia para matar, ya que, en primer lugar, podría traer consigo muchos abusos y acabar por convertirse en una auténtica caza de quien piense diferente a las personas que controlen a este cuerpo de agentes (normalmente sería el gobierno).

Sin embargo, a pesar de que pienso que es moralmente incorrecto, creo que en determinados casos sí que sería entendible que los gobiernos recurriesen a este tipo de policías, pero solo en casos extremos y muy puntuales, como puede ser un terrorismo radical.

Anónimo dijo...

JULIAN PEREZ RODRIGUEZ

En una primera aproximación, parece ser que la existencia de cuerpo de élite con licencia para matar esta totalmente injustificada en un Estado de derecho puesto que las conductas que realizan estos sujetos están tipificadas como delitos en la mayoría de las Naciones.

¿Cómo se podría entonces justificar el hecho que un cuerpo estatal este legitimado para actuar al margen de la ley?

Debemos partir de la premisa de que en los Estados democráticos de Derecho la ley representa la expresión de la voluntad popular y por lo tanto si la propia norma prevé la existencia de dicho cuerpo podemos afirmar que sus acciones están legitimadas.

¿Significa eso que la existencia de dicho cuerpo es moralmente correcta?

El hecho que una acción esté justificada legalmente no significa obligatoriamente que sea adecuada desde el punto de vista moral. Desde mi punto de vista, siguiendo la corriente del utilitarismo, entiendo que las acciones de esos agentes secretos sólo pueden estar justificadas si aumentan el bienestar total de la comunidad, es decir que lo que importa no son las acciones que estos realizan sino las consecuencias que esos actos tienen.

Sin embargo, creo que es necesario matizar este precepto puesto que siguiendo estrictamente esta teoría todo asesinato estaría justificado por el simple hecho de aumentar el bienestar de la sociedad. Por eso es patente la necesidad de establecer unos límites claros y objetivos que nos permitan determinar el alcance de la licencia para matar que poseen los agentes estatales de élite.

Como primer límite entiendo que la licencia para matar sólo debe justificarse para proteger bienes jurídicos superiores a la vida de una persona (Ej: terrorismo). Esos agentes sólo pueden actuar en casos excepcionales, cuando exista un peligro grave, cierto y inminente, en los que su inactividad tenga consecuencias tremendamente negativas para la sociedad.

Como segundo límite, entiendo que debe de existir una comisión legislativa representativa de la población de un Estado que pueda ejercer una función de control sobre los actos que realizan el cuerpo de agentes secretos con licencia para matar.

En conclusión, si se respetan dichos límites es moralmente correcta la existencia de un cuerpo con licencia para matar.

Anónimo dijo...

Beatriz González Quintián

¿Es moralmente correcto tener un cuerpo de agentes con licencia para matar?
Tener a un cuerpo de agentes con licencia para matar significa que éstos tienen una autorización estatal para cometer asesinatos, entendiendo éstos, como provocar la muerte de una figura pública mediante un ataque sorpresivo y sin ningún tipo de juicio previo. Lo que debemod preguntarno es por la forma moral en la que entendemos el asesinato.
Para ello podemos utilizar las corrientes filosóficas del Deontologismo y del Consecuencialismo.
Si partimos del Deontologismo entenderemos que el hecho de asesinar es moralmente incorrecto, porque matar es malo, dá igual que se tenga autorización del Estado y que se busque proteger a la comunidad.
Partiendo del Consecuencialismo, asesinar a aquellos que intentan causar un daño a la comunidad, o aquellos que asesinan etc... sería moralmente correcto porque las consecuencias serían buenas, ya que con la muerte de determinadas personas (los criminales)evitaríamos la muerte de inocentes.
Pero desde mi punto de vista tener un grupo de agentes con licencia para matar no sería del todo moralmente correcto ya que si entendemos que estos agentes están autorizados para matar en determinados casos porque actuan para salvaguardar a la población, realmente no tendría porque existir un grupo determinado de personas autorizadas, ya que cualquier persona, por el simple hecho de salvaguarda a otra u otras personas podría llegar a tomarse la justicia por su mano y esto implicaría un total descontrol del poder.

Anónimo dijo...

SECUNDINO MURIAS OTERO


Desde un punto de vista deontológico, que a mi entender es la corriente ética que siempre debe prevalecer a la hora de actuar por y hacia una comunidad, tener un cuerpo de agentes secretos con licencia para matar encaja perfectamente dentro de lo que para mi implica el concepto de la moral, reconozco que puede dar lugar a la polémica, y lo entiendo, pero si atendemos a su fin cualquier tipo de duda moral debería desaparecer, ese fin es el de salvar vidas y defender el interés común, eso sí, siempre y cuando el gobierno otorgue esa licencia para matar y ordene o permita dichos asesinatos para/con ese fin ,y no la defensa no sus propios intereses como gobierno, lucro personal o perseguir un fin negativo para el bienestar del propio Estado.

Por el bien de la comunidad y del Estado de Derecho se realizan cotidianamente actos que en principio podrían ser tachados como inmorales, aunque a menor escala, por parte de las fuerzas del orden público y con autorización estatal, actos que están perfectamente legitimados; un ejemplo claro, entre otros muchos que no voy a citar ahora, está en la manera de actuar de la policía antidisturbios, no es diferente a lo que hace James Bond o cualquier otro agente secreto, pero, como ya dije antes, a menor escala. Mientras que los antidisturbios pegan “porrazos”, que son actos violentos que en ocasiones pueden provocar graves lesiones e incluso la muerte, a un grupo de ciudadanos exaltados que atentan contra el orden público, James Bond mata a un peligroso contrabandista o terrorista, o a ambos si la situación es óptima, que atentan contra la seguridad nacional, internacional o incluso mundial. Ambas autoridades realizan lo mismo, una labor para salvaguardar la comunidad mediante actos violentos y a priori inmorales pero con un mismo fin a distinta escala, son brazos ejecutores del Gobierno, sólo que aparentemente distintos.

Anónimo dijo...

MANUEL PORTEIRO SUAREZ

En primer lugar hay que destacar que matar es una conducta atípica e inmoral, mas propia de la sociedad del antiguo oeste que de la actual.

Sin embargo esto podría “suavizarse” de alguna manera cuando hablamos de que para evitar la muerte de muchos hay que cargar con la de uno.

Para mi, el deontologismo, es la corriente filosófica con la que mas me identifico, donde lo importante son las acciones y no las consecuencias que de ellas se deriven.

En este caso, un asesinato es una acción incorrecta moralmente, y por ello no puede estar legitimada por el simple hecho de que quien la lleve a cabo sea un agente estatal.

Anónimo dijo...

Ana Belén Meije Fernández.



Ante la pregunta planteada en relación al texto de Matthew Tudesco, una vez más debemos abarcar el concepto de que se considera moral.



Si bien lo moral alude siempre a diferencia de lo ético a un planteamiento individual e introspectivo de las cosas; por ello semeja que toda cuestión moral viene a ser sopesada desde una perspectiva más subjetiva a diferencia del punto de vista objetivo que parece ser más del campo de la ética.



Consecuentemente, en mi opinión ,la corrección moral semeja estar más próxima a lo que consideramos deontológicamente correcto porque el hombre es limitado y no puede enunciar juicios de valor omnicomprensivos, por tanto tiene que autodotarse de límites que eviten errores insubsanables de los cuales nuestra historia recoge numerosos ejemplos.



Tudesco presenta una escena crítica, como es la existencia de un peligro de muerte para una multitud, y sin duda desde el utilitarismo semeja no solo correctamente moral, la existencia de un cuerpo de agentes doble 00, sino hasta como una urgente necesidad, ¿quién no condenaría a dicha pena a ciertos mandatarios totalitaristas que mantienen a la población en la más absoluta inmundicia?

Si bien, todos estos casos no se ubican en escenarios propios del Estado de Derecho, donde precisamente la ley, viene a dotar a la población de ciertas garantías principalmente la igualdad ante la ley y la seguridad jurídica.Por ello aúnque fuese deseable,sobre todo desde un punto consecuencialista, un cuerpo de agentes con licencia para matar que salvaguardase la seguridad nacional tal potestad en manos del hombre, en mi opinión sería algo peligroso, por la experiencia sobrada de que el poder corrompe; y ciertamente cualquier desviación que se pudiera dar en un ejercicio tal como es el disponer sobre la vida de los demás sería fatal.

Así creo que no sería moralmente correcto instruentalizar para conseguir los propios fines aquello con lo que se quiere acabar puesto que sería una hipocresía . Así,los riesgos que se materializan en nuestros días como el terrorrismo etc Son riesgos con los que hemos de convivir y en su caso combatir por medio de otros cauces, siempre pacificos.No solo porque sea lo deontológicamente adecuado, sino porque en el fondo también sería correcto desde punto de vista utilitarista puesto que enfrentar un problema dandole muerte no es sino un atajo para acabaar con el problema, o una manera de demorar el enfrentamiento con el verdadero problema que se oculte detrás.

Esto mismo se puede observar considerando asimismo la vigencia de la teoría preventiva donde un estado de pánico puede distorsionar la verdadera magnitud de la amenaza.

Por tanto considero que en un Estado de Derecho que garantice los valores de igualdad, libertad, seguridad, justicia no se puede dar cabida a un cuerpo de agentes con licencia para matar porque harían quebrar alguno de los fundamentales principios en los que se sustenta para preservar la seguridad la cual puede no llegar a ser nunca suficiente en cuanto dicho Estado llegaría a verse colmado por el miedo.

Anónimo dijo...

Rubén González González 76726143Y


James Bond y la moral.

¿Es moralmente correcto tener un cuerpo de agentes con licencia para matar?.

“..La libertad es el derecho de hacer todo lo que las leyes permiten, y si un ciudadano pudiera hacer lo que prohíben, no tendría libertad, porque los demás tendrían igualmente ese poder” (Espíritu de las leyes-Jean Jacques Rousseau).

Empleando esta frase de la obra de Rousseau “El Espíritu de las Leyes” podemos utilizarla para analizar lo que supondría que una persona fuera considerada un Agente Secreto (007) con licencia para matar. Este estaría fuera del ordenamiento jurídico establecido para regular la sociedad ya que gozaría de una serie de libertades distintas o más amplias que el resto de ciudadanos. Contradiciendo lo que dice la frase de Rousseau 007 tendría mas libertad que cualquier otro, puesto que sería el único que podría hacer actos que los demás ciudadanos no podrían.

Enlazando con el concepto de moralmente correcto deberíamos realizar un breve acercamiento a lo que puede ser considerado “moralmente correcto”. La existencia de un conjunto de normas morales se le llama moralidad objetiva, porque estas normas existen como hechos sociales independientemente de que un sujeto quiera acatarlas o no. Los actos morales provienen del convencimiento de que el actuar de un individuo siempre se realiza por ciertos fines y que todo el que hace algo, lo debe hacer con un fin. Por lo tanto lo moralmente correcto será la obediencia a la ley moral, en tanto que está fijada por normas, leyes y costumbres de la sociedad.

Puesto que ya hicimos una referencia a los dos conceptos que quería emplear, es decir un agente con licencia para matar sería más libre y lo moralmente correcto. Podemos replicar de si es moralmente correcto tener un cuerpo de agentes con licencia para matar. Para defender mi postura voy a utilizar el Deontologismo filosófico en el que son analizadas y juzgadas las acciones y no las consecuencias que deriven de ello.

Un agente con licencia para matar, es incorrecto ya que la acción de matar a otra persona está penada en los Códigos Penales de todas las sociedades avanzadas, por lo que sería una acción mala, desde el punto de vista moral no sería aceptada. Esta acción bajo mi punto de vista sería aceptada solo y exclusivamente en defensa propia pero no en ninguna otra situación. Voy a hacer una breve referencia a la pena capital cuyo fin es el mismo, acabar con la vida de una persona. Esta está derogada o no existe en la mayoría de los países avanzados.

Para concluir bajo mi punto de vista no es moralmente correcto tener un cuerpo de agentes con licencia para matar.

Anónimo dijo...

ROCIO BELENDA LOSADA

James Bond y la Moral
Para responder a ello hay que plantearse primero ¿si es moralmente correcto matar o no?,¿es moralmente correcto el asesinato?, ¿en que casos?. Una primera aproximación posiblemente nos llevaría a pensar que matar es un acto malo en sí mismo, es inmoral en relación a una postura deontologista que valoraría el acto en sí mismo y no las consecuencias que del acto se deriven.

Pero en mi opinión se debe partir de una visión consecuencialista, postura que yo comparto ya que se valoran las consecuencias del acto, lo que importa es el resultado que se consigue (el fin justifica los medios) y por lo tanto el asesinato y el acto de matar estarían justificados y permitidos siempre que se produjese un resultado óptimo y favorable al bienestar social. Y precisamente desde esta postura si sería moralmente correcto tener un cuerpo de agentes con licencia para matar. Ya que estos agentes doble 0 como James Bond, asesinan para salvar vidas de inocentes, su acto de matar está justificado. Además aunque nos encontremos en un Estado de Derecho en el que priman el cumplimeinto de las leyes y el sometimiento al Derecho, no cabe pensar que esos agentes están incurriendo en ilegalidad alguna, están precisamente acabando con la lacra de asesinos, terroristas..generadores de los grandes masacres y males de la humanidad, aunque esten ultilizando los mismos medios que los propios asesinos. El individuo que atenta contra el Estado de Derecho es el asesino, el terrorista...no el agente doble 0. Este agente lo que está haciendo es precisamente castigar a quién atentó contra el Derecho y las leyes (el asesino) y me parece totalemnete correcto que se mate a un asesino(el lo hizo primero con inocentes).

Creo que es totalmente lícito matar en determinados casos graves como el asesinato, terrorismo, genocidio, delitos de lesa humanidad.etc y no hay que pensar que el que mata y utiliza esa licencia se está convirtiendo precisamente en los mismos sujetos que catiga (asesinos..) porque en casos muy extremos es necesario usar estos medios y es la única salida para acabar con los crímenes más atroces que se producen en la sociedad. Acabar con esa lacra produce un bien mayor a la humanidad.

En mi opinión el fin justifica los medios y las consecuencias los actos, por lo tanto considero totalmente correcto y moral que haya un cuerpo de agentes con licencia para matar.

Anónimo dijo...

Belén Aida Alvarado Aguilar

¿Es moralmente correcto tener un cuerpo de agentes con licencia para matar?

Desde mi punto de vista, si es moralmente correcto. Aquí mi justificacion:

Primero aclaremos que es y que conlleva la “licencia para matar” el texto la define como “la autorización estatal para cometer asesinatos” ahora bien, si es una autorización estatal, el estado está subordinado al orden jurídico vigente y por tanto encuentra su sustento en la norma, dando como resultado un derecho objetivo e independiente de si es moral o no, está orientado a establecer y mantener el orden público y si el cuerpo de agentes lleva el mismo propósito es por eso que el estado lo autoriza, pues cumple con el mismo fin que el estado en sí. Ahora veamos que es la moral, pues no se puede clasificar algo de moral o inmoral si no se conoce la valorización en un escala establecida, la moral proviene en sus inicios de la costumbre por tanto la moral no acarrea por si misma el concepto de bueno o malo, sino lo son las costumbres en sí, las que son virtuosas o no, por tanto este conjunto de costumbres y creencias son establecidas por un grupo social determinado para obrar conforme a ellas, y regular el comportamiento de sus miembros, y como seres humanos , sus acciones afectan directa o indirectamente la vida de las personas que se encuentren alrededor del protagonista de la acción, en este caso Bond afecta de manera positiva para la mayoría de las personas a su alrededor pues las salva de los propósitos maléficos de los villanos, esto calificándolo desde el punto de vista del utilitarismo pues en esencia me considero una persona de filosofía utilitarista, y si debo de calificar algo de moral o inmoral lo hare a través de las consecuencias de la acción y no en la acción en si misma, por tanto como principio básico del consecuencialismo de buscar por medio de las acciones la felicidad para un mayor número de seres humanos, sacrificando , por decirlo de alguna manera con el asesinato de una persona con una vida deshonesta y conflictiva que no contribuye al orden social, lo considero correcto. Pues como resultado al fin seria el bienestar social. Es por eso que el publico seguidor de Bond lo aprecia, porque en la película el publico consiente o inconscientemente se identifica con los” buenos e inocentes” y no con los “malos” entonces si la situación de la película fuera real en la vida del espectador, este preferiría que Bond asesine a un villano y no correr peligro el y sus seres queridos. Y en cuanto a el estatus moral de los agentes con licencia para matar, para mi carecen de moral, son amorales pues no juzgan los hechos ni actos como buenos o malos, correctos o incorrectos sino simplemente se dedican a realizar bien su trabajo para el que fueron capacitados y a cumplir con el objetivo fijado por el estado, el orden y bienestar social, aunque para ello tengan que “asesinar".