21 nov. 2008

James Bond y el Estado de Derecho

Greg Forster en su artículo “”Just a Stupid Policeman”: Bond and the Rule of Law” (2008) sostiene:

PROBLEMA: ¿Son consistentes con la vigencia de un Estado de Derecho la existencia de leyes como las que garantizan a Bond su licencia para matar?

TESIS: Es consistente afirmar la plena vigencia del Estado de Derecho y la existencia de leyes como las que garantizan a Bond su licencia para matar.

ARGUMENTO:
(P1) Las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no implican un permiso jurídico para violar la ley, sino un permiso jurídico para actuar sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico.
(P2) El Estado de Derecho requiere (a) que el ejercicio del poder esté guiado por un fundamento moral sustantivo (para Locke la preservación de la comunidad), y (b) una serie de procedimientos de control para el ejercicio del poder (para Montesquieu la separación de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial).
(P3) El poder que las leyes que le otorgan licencia para matar le confieren a Bond (a) se fundamenta en una razón sustantiva –es necesario para preservar a la comunidad-, y (b) está sometido a un procedimientos de control institucional que lo restringen y evitan su abuso –aunque no se trate de los mecanismos jurídicos tradicionales-: el control de comités políticos y judiciales de las acciones de la agencia estatal para la que trabaja.

C: Las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar son consistentes con la vigencia de un Estado de Derecho.

CONSIGNA: Trate de refutar el argumento de Greg Forster. Recuerde que para hacerlo debe cuestionar la plausibilidad de algunas de las premisas que lo forman.

34 comentarios:

Anónimo dijo...

Beatriz María González López

¬(P1) :

(R1) Al actuar, lo hacemos en sentido positivo (cumplir leyes) o negativo (incumplir leyes) y esa actuación se contrarresta con la ley para determinar su sentido.

(R2) El hecho de no contrarrestar nuestra actuación con la ley no impide que en términos absolutos, el sentido de nuestra actuación siga siendo positivo o negativo.

(C) Actuar sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico puede implicar el incumplir las leyes.


¬(P2)∩(P3)

(R1) Un Estado de Derecho es aquél en el que son las Instituciones y poderes del propio Estado quienes se hallan sometidos al Derecho y se les hacen cumplir las leyes.

(R2) p1: Las instituciones son mecanismos de orden social y cooperación que procuran gobernar el comportamiento de un grupo de individuos.
p2: El trabajo de Bond consiste en mantener el orden social.
c: Bond es una "institución del Estado".

(R3) Bond, ni está sometido al Derecho ni se le hacen cumplir las leyes ordinarias (en el sentido común de la palabra).

(C) Las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no son consistentes con la vigencia de un Estado de Derecho.

Anónimo dijo...

Beatriz María González López

Error de notación:

En la negación de las premisas 2 y 3, que debería figurar así:

¬((P2)^(P3))

-->Me faltó el paréntesis que engloba a (P1) y (P2) y coloqué el símbolo de intersección, puesto que no encontraba el Y lógico, pero ahora creo que con el ^ queda mejor.

Anónimo dijo...

Ignacio Caseiro Gómez

En primer lugar hay que plantearse si viola o no el estado de derecho desde la perspectiva de si las leyes emanadas de la las cortes (en representación de la voluntad del pueblo) muestran su conformidad con que exista un agente especial, o cuerpo de agentes especiales con licencia para matar.

Así pues,creo que en casi nigun estado social, democrático y sobre todo de derecho (aquel en donde sus poderes y autoridades se rigen, permanecen y están sometidas a un derecho), parece que sea admisible,o por lo menos es manifiesta y conforme con los ordenamientos jurídicos de estos estados,la existencia de un cuerpo de agentes especiales con licencia para matar, entre otras cosas y como argumento relevante, porque en casi ningún estado de derecho ( por lo menos en los europeos) se permite la muerte de otro sujeto, ni siquiera como condena.

Así, y visto desde una visión clásica de la voluntad general, emanada de las cortes (Rosseau), no parecería admisible la existencia de este cuerpo especial, sin quebrantar la vigencia del estado de derecho.

Ya centrándome en las premisas extraídas del artículo de Foster:

Respecto a la premisa, de que las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no implican un permiso jurídico para violar la ley, sino un permiso jurídico para actuar sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico, estoy totalmente en desacuerdo, sobre todo si partimos de una de las características más importantes del estado de derecho: el propio sometimiento de los poderes al derecho y el control de ese sometimiento por parte de determinados mecanismos jurídicos (normalmente por los tribunales).
Así no cabe en un estado de derecho la posibilidad de que sus autoridades o agentes obren sin vigilancia efectiva,pues todo poder o autoridad se someterá no solo al derecho,sino que será controlado en ese sometimiento.

En cuanto a la premisa tercera, que indica que el poder que las leyes que le otorgan licencia para matar le confieren a Bond se fundamenta en una razón sustantiva y que está sometido a un procedimientos de control institucional que lo restringen y evitan su abuso, también la considero errónea puesto que, y en relación al segundo argumento de la premisa 3ª,es necesario que se de un control por unos mecanismos jurídicos que respeten el orden jurídico establecido por el propio estado de derecho y la agencia que controla los actos de Bond no respeta el propio derecho al permitir asesinar y matar a otras personas,puesto que ,como ya indiqué, en casi todo ordenamiento de un estado de derecho se prohibe el asesinato por razones estatales y por casi cualquier otro fin (prácticamente la muerte de otra persona solo se justificaría en casos de legítima defensa)

También en relación a la tercera premisa y partiendo de la visión de separación de poderes que mantenía Montesquieu, según esto, nuevamente esta tercera premisa sería erróna pues los actos de Bond deberían ser controlados y enjuiciados por un poder distinto del Gobierno Británico (EJECUTIVO),es decir, en este caso el control que se realiza de los actos de Bond por la agencia a cuya cabeza está M, se realiza desde el propio gobierno y no desde un poder judicial independiente del mismo.Aquí se produciría un vicio de poder.
Así esta tercera premisa también se puede refutar desde la perspectiva de separación de poderes que defendía Montesquieu, pues sus actos,que son eminentemente ejecutivos,no son controlados por un poder judicial independiente del mismo.
Respecto a la razón sustantiva que se da en la premisa tercera, la preservación de la comunidad, creo que habría otros medios menos lesivos para preservar la propia comunidad que esa licencia casi indiscriminada para matar que se le atribuye a Bond, como de hecho creo que en la realidad realizan los Estados de derecho: controles policiales, enjuiciamiento y condena de criminales,y supuestos de legítima defensa racional en supuestos de ataque inminente.

Así me baso para refutar el argumento del autor en contraatacar las premisas primera y tercera, ya que la segunda se trata de una premisa de un caracter más objetivo (las características de un estado de derecho).
Así yo construiría la siguiente contraargumentación al artículo de Foster:

P1: Estado de derecho es aquel en el que todos sus poderes se someten por igual al derecho y son controlados en dicho sometimiento
P2: La actuación de Bond no es controlada ni respeta las reglas del estado de derecho
C:Los actos de Bond quebrantan el Estado de derecho

Anónimo dijo...

CRISTINA FERREIRO GÓMEZ

Trate de refutar el argumento de Greg Forster

P1. El Estado de Derecho requiere para evitar el abuso de poder:
a) que el ejercicio del poder esté guiado por un fundamento moral sustantivo (para Locke la preservación de la comunidad)
b) una serie de procedimientos de control para el ejercicio del poder (para Montesquieu la separación de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial)

P2. La separación de poderes no es una solución perfecta para impedir al Gobierno un abuso de poder

C₁: El Estado de derecho no puede garantizarse por la separación de poderes

P1. El Estado de derecho no puede garantizarse por la separación de poderes

P2. Si no se da el Estado de derecho, hay abuso de poder

P3. Si hay abuso de poder, las leyes que dan a Bond licencia para matar no serán del todo legales
P4. Las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no implican un permiso jurídico para violar la ley, sino un permiso jurídico para actuar sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico

C₂. Las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no son consistentes con la vigencia de un Estado de Derecho

Anónimo dijo...

Ángela Coello Pulido

En primer lugar, Greg Forster afirma que las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no implican un permiso para violar la ley sino un permiso jurídico para actuar sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico. Es decir, desde mi punto de vista, según el autor, a Bond no le estarían concediendo un permiso para matar sino que le estarían garantizando que el sistema jurídico no le va a vigilar. Por tanto, pese a carecer de un permiso expreso para matar, podría hacerlo sin sufrir la consecuencias. Pues bien, en mi opinión, esta afirmación es incorrecta porque sí se le está dando un permiso para violar la ley puesto que se le permite vulnerar la ley que prohíbe matar a otro ser humano. Además, esa afirmación de que podrá actuar sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico atenta contra los valores fundamentales de todo Estado de Derecho y que son el sometimiento al imperio de la Ley y, sobre todo, el reconocimiento y garantía de los derechos de los ciudadanos.

Un Estado de Derecho tiene que garantizar los derechos de los individuos que se someten a él y el derecho más básico de todo ser humano es el derecho a la vida. Un verdadero Estado de Derecho no sólo no puede disponer del derecho a la vida de sus ciudadanos sino que, además, debe protegerlo.

Por otra parte, Forster sostiene que el poder que las leyes que otorgan la licencia para matar le confieren a James Bond, está sometido a un procedimiento de control institucional, conforme a la filosofía de Montesquieu, que lo restringen y evitan su abuso. En mi opinión, la actuación de un agente doble 0, como James Bond, no siempre va a poder estar sometida a un control institucional puesto que estos individuos se mueven por todo el planeta y por ello, a pesar de que teóricamente están controlados, en la práctica es completamente imposible ejercer dicho control (y ello pese a estar realmente integrados en una estructura organizativa). Además, una verdadera interpretación del principio de separación de poderes significaría el control por los otros poderes del Estado y, por ello, en el caso de los agentes doble 0 no bastaría con el control por la propia organización a la que pertenecen (el servicio secreto británico dependiente del poder ejecutivo) sino que deberían ser sometidos al control de todos los poderes (independientes) del Estado y esto no es así: sin ir más lejos, de la propia definición de la licencia para matar se deriva que su ejercicio no estará sometido al control por los tribunales (poder judicial).

Por tanto, para refutar el argumento del autor me baso, en primer lugar, en rechazar la primera premisa porque considero que la licencia para matar sí concede un permiso para violar la ley y porque estos agentes sí deben actuar bajo la vigilancia efectiva del sistema jurídico, de manera que estas leyes que garantizan a Bond su licencia para matar, al permitir una vulneración de la ley y permitir el no sometimiento a la vigilancia del sistema jurídico (según el autor) serían contrarias al Estado de Derecho. En segundo lugar, estoy en desacuerdo con la segunda parte de la tercer premisa ya que considero que si un Estado de Derecho requiere una serie de procedimientos de control para el ejercicio del poder y el poder que las leyes que le otorgan licencia para matar a Bond no está sometido a ese control, entonces esas leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no son coherentes con el Estado de Derecho.

Por tanto, mi contraargumentación quedaría de la siguiente manera:

P1: El Estado de Derecho requiere el sometimiento a la Ley, a un control institucional conforme a la teoría de la separación de poderes y el respeto a los derechos de los ciudadanos.

P2: Las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no suponen el sometimiento a la ley, a un control institucional conforme a la teoría de la separación de poderes y, en ocasiones, el respeto a los derechos de los ciudadanos.

C: Las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no son coherentes con el Estado de Derecho.

Anónimo dijo...

Noelia Gonzalez Fernandez


En un Estado de Derecho se asegura un no abuso de poder y una primacia de las leyes fundamentales y de los derechos de los ciudadanos.Darle a una persona, en este caso James Bond, una licencia,que el autor no denomina como licencia de matar sino una licencia para no ser vigilado en sus actos es muy discutiblwe ya que desde mi punto de vista no es aceptable dentro de un Estado de Derecho ya que va contra los principios que abandera esta clase de formas de estado.
Esta licencia va contra la ley y contra la igualdad entre ciudadanos,claro que un determinado grupo de personas dependientes del estado han de velar por la seguridad pero no por medio de una licencia que les exima de cualquier responsabilidad ya que hay muchas formas de luchar contra la violencia que no sea violencia.

Anónimo dijo...

LUCIA PEREIRA GONZALEZ

Considero, en primer lugar, que la licencia para matar que el Estado le concede a estos agentes, lo que hace en realidad es autorizarles para violar e incumplir la ley, y esto sería totalmente inadmisible en el Estado de Derecho.

Por otra parte que la actuación de estos agentes, no está sometida a ningún tipo de control, y en un Estado de Derecho es imprescindible que el ejercicio del poder estea controlado, y las leyes que autorizan a estos agentes a matar tendian que ser más fuertemente controladas si cabe.

Por lo tanto los actos de Bond, al estar amparados por una ley que carece de cualquier tipo de control, que es por tanto una ley discrecional, y que lae autoriza a vilar el derecho más primorcial de cualquier individuo, que es su vida, bajo mi punto de vista quebrantan totalmente el estabo de Derecho.

Anónimo dijo...

DAIANE MARTINEZ

P1- NO SE PUEDE DECIR QUE NO SE VIOLA LA LEY,PERO QUE SE ACTUA SIN VIGILANCIA JURIDIA.LA VIGILANCIA JURIDICA ES EL INSTRUMENTO UTILIZADO PARA APLICAR LA LEY SI LO VULNERAS,VULNERAS AUTOMATICAMENTE LA LEY.

P2 Y P3- EL HECHO DE QUE SE CONSERVE LA COMUNIDAD NO SE PUEDE CONSIDERAR COMO JUSTIFICATIVA,YA QUE TAMBIEN LO PODRIA PENSAR UN CIUDADANO QUE TOMA LA JUSTICIA POR SUS PROPIAS MANOS.ENTONCES ES CUANDO SE UTILIZA EL ARGUMENTO DE ESTE AGENTE ESTARIA VIGILADO,PERO PONGO DE MANIFIESTO UNA CONTRADICION EXISTENTE EN EL P1,YA QUE EN ESTE PUNTO SE DICE QUE EL AGENTE GOZARIA DE LA INOSERVANCIA JUDICIAL,Y SI LA JUSTICIA NO LE CONTROLA QUE PODER LO HARIA? EL GOBIERNO,QUE PUEDE ESTAR INFLUENCIADO POR INTERESES POLITICOS?
C: ESTAS LEYES NO SON CONSISTENTES CON EL ESTADO DE DERECHO ,PORQUE SE CARGA AL PODER JUDICIARIO,Y AUNQUE SEA APOYADO POE EL LEGISLATIVO,LAS LEYES DE NADA VALDRIAN SI NO LA APLICARAA EL JUDICIAL.A PARTEOPINO QUE EL SER HUMANO ES DEMASIADO SUBJETIVO COMO PARA QUE SE LE OTORGUE ESTE PODER.SI ESTO FUESE DE VERDAD POSIBLE,NO SE CONTROLARIA TANTO A LOS POLICIAS CUANDO SE VEEN OBLIGADOS A MATAR A ALGUIEN.

LA ARGUMENTACION FALLA SOBRE TODO PQ ,NO SE PUEDE PASAR POR ALTO EL SISTEMA JUDICIAL,NO EN UN ESTADO DE DERECHO.

Anónimo dijo...

CRISTINA PEREZ RODRIGU4EZ

La premisa que voy a refutar es la primera que dice lo siguiente "Las leyes que garntizan a Bond su licencia para matar no implican un permiso jurídico para violar la ley, sino un permiso jurídico para actuar sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico " yo no estoy de acuerdo porque entiendo que actuar sin la vigilancia del sistema jurídico implica el incumplimiento de las leyes, precisamnete porque el Estado está sometido a las leyes , al ordenamiento jurídico, y por lo tanto a la vigilancia de este, por ello las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no son consistentes con la vigencia de un Estado de derecho.

Anónimo dijo...

Patricia Reyes Olvera.
P1 El Estado de Derecho requiere que el ejercicio del poder esté guiado por un fundamento moral sustantivo.
Lo que tendríamos que cuestionarnos es ese fundamento moral sustantivo que varia de acuerdo a la época y con la sociedad que la conforma.Hasta que punto es válido que un Estado cree un cuerpo de élite con el fin de acabar con los enemigos de ese país.Eso significa que el Estado no puede garantizar por medios propios la seguridad.

Anónimo dijo...

Lidia Fariñas Quintas

La primera de las premisas dice que las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar, no implican un permiso para violar la ley, sino para actuar sin la vigilancia del sistema jurídico.

Pues bien, en el contexto de un Estado de Derecho, cuya nota característica es el sometimiento de todas las instituciones estatales al imperio de la ley, dicha práctica es inconcebible, al actuar al margen de la ley, con absoluta impunidad de sus acciones.

Respecto al control sobre esta práctica por la misma agencia que concede el permiso a Bond, es decir, su licencia para matar, tampoco me parece válido en cuanto que la misma entidad actua de manera ilegal, al proporcionar a sus agentes un permiso para matar sin ningun tipo de control por el aparato jurídico del Estado.

Ya que la propia agencia debería estar sometida a la ley y al control por parte de una institución independiente de la misma, como los Tribunales de Justicia.

Por tanto:

P1: El Estado de Derecho conlleva el sometimiento de todas las instituciones del Estado al imperio de la ley.

P2: La licencia para matar concedida a Bond, la autoriza a actuar al margen de la ley.

P3: dicha licencia es contraria rl principio básica de sometimiento a la ley que rige en el Estado de Derecho.

C: Las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar NO son consistentes con la vigencia de un Estado de Derecho

Anónimo dijo...

soy Martín Rosendo Domínguez y aquí le envió mis respuestas sobre el caso planteado.

Partiré del indicio de que el trabajo de James Bond lo distingue de otros tipos de trabajos: agente del servicio secreto británico. Esta premisa es fundamental para entender el porque de su licencia para matar.
El trabajo de James Bond consiste, dentro de un gran ambito de discrecionalidad, en infiltrarse,o dar con éllos,en circulos internacionales del crimen organizado, todo éllo en beneficio de la seguridad de Gran Bretaña y como no de la preservación de la comunidad internacional.
El propio crimen organizado y sus modalidades actua eludiendo en todo momento la vigilancia del sistema jurídico internacional o en ocasiones frente a él.
Por eso es preciso por parte de los cuerpos de seguridad de cada Estado y en especial de sus servicios secretos dotarse de los medios materiales y jurídicos más eficientes, y aquí ya se iría más allá de la separación de poderes que estableció Montesquieu para el control del poder,aunque eso sí nunca se violaría dicha teoría.

Por esto James Bond precisa de buena habilitación jurídica y material para desempeñar sus funciones, eso sí va a tener una potestad discrecional al desmpeñar sus funciones pero dentro de una potestad reglada, es decir la agencia estatal a la que pertenece que es ante la cuál responde le encomienda una misión ,lo dota de los mencionados medios materiales y en lo referente a horarios, comidas o ropa Bond decide por su cuenta pero eso sí siempre condicionado de cierta menera por su trabajo.

Para acabar expresaría que mejor que hablar de en mi opinión James Bond si que actúa bajo la vigilancia efectiva del sistema jurídica ya que la agencia estatal a la que pertenece está englobada dentro del mismo.

Anónimo dijo...

Laureano Nieto Prieto

De esta manera intentó de refutar el comentario de Greg Forster:

P1. El Estado de Derecho pretende para evitar el abuso de poder:
1.1.) que el ejercicio del poder esté guiado por un fundamento moral sustantivo.
1.2.) una serie de procedimientos de control para el ejercicio del poder, como por ejemplo la separación de los poderes.

P2. La separación de poderes no soluciona el hecho de que el gobierno abuse del poder.

C: El Estado de derecho no puede garantizarse teniendo una separación de poderes (ejecutivo, legislativo y judicial).
_______________________________________


P1. Si no se da el Estado de derecho, hay abuso de poder.

P2: El Estado de Derecho requiere obligatoriamente el sometimiento a la Ley.

P3: Las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no suponen el sometimiento a la ley, con lo que se pierde el respeto a los derechos de los ciudadanos.

C: Las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no son afines con el Estado de Derecho.

Anónimo dijo...

Rebeca Pego Gómez
Debemos plantearnos si el Estado de Derecho es compatible con unas leyes que permitan a un sujeto tener licencia para matar y lo que ello conlleva.
El autor se muestra utilitarista ya que afirma que las actuaciones de un sujeto con licencia para matar serían legítimas porque el resultado seria un beneficio para la comunidad; sin embargo no podemos en este caso obviar los medios que este agente secreto utiliza para conseguir un mayor bienestar de la comunidad; medios que son innecesarios, exagerados y cruales.

El autor argumenta que "la licencia para matar no implica un permiso jurídico para violar la ley, sino un permiso jurídico para actuar sin la vigilancia del sistema jurídico". Desde mi punto de vista esta es una concepción errónea del Estado de Derecho, ya que el Estado de Derecho debe garantizar el cumplimiento de ley, es decir no podemos justificar dichas actuaciones mirando para otro lado mientras un sujeto comete actos en contra de Derechos Fundamentales; esto no es el Estado de Derecho,ya que Éste debe velar por el complimiento de los mismos sin cometer tales atrocidades.

Pese a que Bond está sometido a procedimientos de control institucional para limitar sus facultades y para evitar abusos, creo como ya he dicho que no se debe permitir que sea el propio Estado el que abale esos actos aún sabiendo que es casi imposible controlar al agente Bond. Es desde mi punto de vista ilícito ya que debería ser el Estado el que actuara en beneficio de la comunidad, pero por los medios y procedimientos legalmente previstos en el Ordenamiento Jurídico, medios que no violarían, en un Estado de Derecho, los Derechos Fundamentales, sino que deben regirse y se rigen en la mayoría de los países por principios éticos y morales tendentes a garantizar la vida, la integridad física u otros derechos de índole política como el Derecho a la Tutela Judicial Efectiva.

Así no es posible que en un Estado de Derecho se permita a un sujeto tener licencia para matar, ya que nadie tiene derecho a disponer de la vida de otro, ni siquiera en nombre de un Estado.

Anónimo dijo...

ANDREA MASEDA CASADO



Primeramente, creo que deesde la perspectiva de un estado de derecho sería inadmisible la existencia de unos agentes con licencia para amtar, ya que sería una completo incumplimiento de derecho.

Sobre las premisas de Greg Foster;
(1) Las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no implican un permiso jurídico para violar la ley, sino un permiso jurídico para actuar sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico.
No estoy de acuerdo con el autor sobre esta premisa, ya que en un estado de derecho, los ciudadanos deben estar sometido a la Ley,y a las normas establecidas.
También se enmarcan aquí los agentes del estado, no pudiendo "escaparse" del control del derecho ejercido por los tribunales.

Sobre la premisa (3): El poder que las leyes que le otorgan licencia para matar le confieren a Bond (a) se fundamenta en una razón sustantiva –es necesario para preservar a la comunidad-, y (b) está sometido a un procedimientos de control institucional que lo restringen y evitan su abuso –aunque no se trate de los mecanismos jurídicos tradicionales-: el control de comités políticos y judiciales de las acciones de la agencia estatal para la que trabaja.

Tampoco estoy de acuerdo, ya que estamos hablando de asesinatos, cosa que por todo estado de derecho debería estar prohibido.

Yo contraargumentaria a Forster de la siguiente manera:

P1: En un estado de derecho debe hacer un orden y una regulación homogénea
P2: Bond no tien un control
C: La actuación de Bond no respeta el estado de derecho.

Anónimo dijo...

María Isabel Besteiro García

Aunque en un principio, según el autor de este artículo, pueda parecer que la existencia de leyes que garantizan a Bond licencia para matar es consistente con la vigencia de un Estado de Derecho, en realidad no lo es.

Según el autor, en la premisa 3, el poder de las leyes que le otorgan a Bond licencia para matar está sometido a un procedimiento de control institucional que lo restringe y evita su abuso. Sin embargo, esto no es así, ya que Bond a menudo infringe las reglas y normas de conducta que establecen sus superiores, quebrantando siempre el deber de obediencia que les debería por orden de jerarquía y muy a pesar de que aquéllos siempre le están llamando la atención sobre su comportamiento.

Por tanto, el control institucional sobre Bond y sobre sus acciones es un control ficticio, pues éste siempre termina haciendo las cosas a su manera, sin seguir las pautas marcadas por sus jefes.

Además, en ciertas ocasiones, a las instancias que controlan ese poder que le otorga licencia para matar no les importa tanto el que Bond mate indiscriminadamente a gente sin concurrir legítima defensa ni peligro para un bien jurídico, como el hecho de que lo haga delante de testigos o cámaras de grabación.

Por tanto, Bond no debería tener licencia para matar, ya que reiteradamente realiza un mal uso de ella, y en un Estado de Derecho no deben permitirse esas actuaciones ni esas libertades para decidir sobre la vida de los demás.

Anónimo dijo...

REBECA FERNÁNDEZ SEOANE.
P1: Actuar sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico implica un permiso jurídico para violar la ley.
P2: Bond puede matar sin estar sometido a la vigilancia del sistema jurídico.
P3: El Estado de Derecho requiere que el ejercicio del poder este sometido al imperio de la ley.
C: Las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no son consistentes con un Estado de Derecho.

Anónimo dijo...

Ana Belén Meije Fernández

Se podrían barajar varias réplicas alternativas, por ejemplo:

(P1)La Ley habilita la licencia para matar de James Bond como un permiso para actuar sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico.

(P2)El Estado de Derecho requiere que para preservar la comunidad se de una separación de poderes que ejerzan entre si una suerte de control que vele por la efectiva vigencia del sistema jurídico .

(P3) La ley habilita a Bond a actuar al margen del control del sistema jurídico.

C: La Ley que habilita la licencia para matar de Bond no es consistente con el Estado de Derecho porque no se somete a ningún control.


• asentadas en el principio de legitimidad en relación con la separación de poderes

(P1) Bond no puede violar la ley por tanto no está por encima del poder legislativo, en cuanto su actuacion necesita una ley que le habilite. Bond tiene un permiso jurídico para actuar sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico.

(P2)El ejercicio del poder en un Estado de Derecho, requiere de un cierto grado de legitimación, que se reafirme en los valores (u objetivos) que propugna; sea la preservación de la comunidad o cualesquiera otros en los que la sociedad convenga. Para ello se hacen necesarios procedimientos de control entre los distintos poderes que conformen el Estado para que entre ellos surta una suerte de retroalimentación legitimizadora lo que introduce a los demás pderes ejecutivo y judicial.

(P3)La agencia estatal de la que Bond depende no puede ejercer un control objetivo efectivo de su propia actividad en cuanto no tiene legitimidad para fiscalizarse a si misma.

C: La ley por si sola no puede legitimar la licencia para matar de Bond porque sería inconsistente con el Estado de Derecho la ausencia de un efectivo poder de control.

Por tanto se reiteraría lo ya expuesto por algunos compañeros, esto es, que se quiebra la efectividad de los poderes que conforman el Estado de Derecho,aunque de distinto modo; porque si consideramos por un momento a James Bond como una suerte de poder ejecutivo con licencia para matar quebraría el que no pueda ser enjuiciado por los jueces y tribunales (dado que necesitaría constantemente de fedatarios que valorasen la oportunidad de sus actos en cada momento).
Y por otro lado, por cuanto respecta al legislativo, en una democracia, si bien no quebraría, no duraría mucho su actividad dado que en cuanto se conociese la vigencia de una ley que otorga licencias para matar la opiniión pública rechazaría tal posibilidad.
Y en un Estado de Derecho propiamente hablando si bien podría estar justificado como así lo está el ejercicio monopolístico de la violencia por el Estado (Max Weber)..quebraría el principio de igualdad, sino por su vertiente de que no todos pueden ser James Bond; si por la vertiente de que todos somos iguales ante la ley y todos merecemos ante su eventual incumplimiento unos minimos de seguridad jurídica, es decir formales cauces por los que ser enjuiciados lo que no se cumpliría jamás dejando el enjuiciamiento a una suerte de mercenarios.

Anónimo dijo...

REBECA FERNÁNDEZ SEOANE.
P1: Actuar sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico implica un permiso jurídico para violar la ley.
P2: Bond puede matar sin estar sometido a la vigilancia del sistema jurídico.
P3: El Estado de Derecho requiere que el ejercicio del poder este sometido al imperio de la ley.
C: Las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no son consistentes con un Estado de Derecho

Anónimo dijo...

ELENA NEIRA MORGADO

p1- El no actuar conforme a lo legalmente establecido dista a mi entender de una politica exclusivamente ilegal al hablar de Bond como sujeto ante la Ley, pues si nos paramos a pensar en la realidad de una unidad de cuerpos especiales del Estado que la propia ley ampara otorgandoles recursos no hechos al dictado del resto de cuerpos de seguridad no significa por lo tanto que sus acciones en cuanto a existencia sean intrinsecamente ilegales sino el carácter de tal accion al ser juez y parte del acto en si..ya que no es lo mismo que sea el propio Estado en su status de legitimador quien le otorge poderes especiales para perseguir la conducta de alguien, como que bajo cualquier medio o pretexto se ordene acabar con la propia vida de ese alguien justificandolo como orden nacional a traves de los cuerpos especiales del Estado.

P2-Asi aunque en nuestro sistema democrático y Estado de derecho no estaria regulada un figura tipica como la delk agente 007(recordemos caso GAL por ejemplo..si bien han existido ejemplos de conductas que podemos correlacionar con este supuesto ordenadas por el propio Gobnierno con sus fuerzas sde seguridad nacional a la cabeza en cuanto operaciones especiales se trata..porsupuestio su existencia no significa una conducta legal propiamente dicha en un Estado de Derecho reconocido como es el nuestro ya que solo el Poder Judicial es el unico encargado de velar por la legalidad siguiendo el principio de la division de poderes en que se debe regir todo pais moderno democrático y de derecho en el que la libertad de los ciudadanos a ser juzgados y tener un juicio justo pesea cualesquiera sea su naturaleza debe imperar por encima de todo Gobierno o Administracion que se precie imponiendo la pena que a este le corresponda la consideremos mas o menos justa.

P3-Asi podemos constatar que aunque el personaje de Bond nos parezca atractivo y en algun (antidemocratico sentido) justiciero no lo es ni mucho menos podrá serlo por el hecho de acabar con la vida de sus victimas por encargo bajo ningun Gobierno de pais democratico que se precie,otra cosa seria que utilizando sus medios sirviera para poner a los supuestos criminales en manos de la justicia en lo que podriamos determinar sin lugar a dudas aunque no sin menos conflicto como operaciones especiales de un Estado de derecho.

Anónimo dijo...

ENRIQUE PEDROSO SUAREZ


En un primer momento vamos a recordar lo que significa un estado de derecho.
Uno de los principios fundamentales del Estado de Derecho es el principio de legalidad o imperio de la ley, en el cuales todos estamos sometidos al ordenamiento jurídico mediante una vinculacion negativa ( ciudadamos), mientras que el Estado y sus poderes esta sometido al ordenamiento jurídico mediante una vinculación positiva, es decir, solo puede hacer lo q le está permitido y de la forma que está permitido.
Desde un punto de vista jurídico en un estado de derecho no pueden existir ese tipo de reglas dadas por el estado, ya que el estado esta sometido a una serie de reglas y debe ir por el camino que las reglas le proporciona. Los estados que dan licencia para matar a sus agentes son estados anarquistas, en los cuales no existe ningún tipo de sometimiento a la ley, sino que al contrario cada uno hace lo que quiere, sin ningún tipo de regla. Esto llevaria a cualquier pais a un estado de caos absoluto, porque el estado que proporciona a una serie de personas licencia para matar, está dando un ejemplo a sus ciudadanos de anarquia.
Aqui tambien hay que analizar el conflicto que se podria abrir con otros paises, ya que Bon para cumplir con su cometido vulnera todo tpo de normas internacionales y podria poner a su pais en una grave situación internacional.
p1:las leyes que le dan a Bon el derecho para matar, son leyes dadas por un estado de derecho
p2: el estado de derecho esta sometido al ordenamiento juridico y por lo tanto a las leyes que le dan a Bon ese poder de matar
p3: Bon tiene licencia para matar porq uno de los principios del Estado es el estado social, el bienestar de los ciudadanos. Bon mata para proteger a los ciudadanos de las amenazas del mundo

C: Las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar son consistentes con la vigencia de un Estado de Derecho.

Anónimo dijo...

Cristina Rial Álvarez.

Para refutar el argumento de Greg Forster voy a tratar de desmontar la premisa 1.

Forster incurre en esta premisa en una contradición, el dice que la licencia para matar es un permiso para actuar sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico y que no implica esa licencia un permiso jurídico para violar la ley.

La cuestión es la siguiente, al permitir a Bond actuar sin la vigilancia del sistema jurídico, permiten a Bond matar, causar la muerte está prohibido por la ley y por lo tanto permitir a Bond que mate es permitirle que viole la ley.

Por lo tanto, decir que es un permiso para actuar sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico es una forma de decir que tiene permiso para violar la ley sin decirlo directamente y que de este modo parezca más fácil de justificar.

Anónimo dijo...

Jesús Cabanelas Silva

Voy a cuestionar la primera de las premisas de Foster, que dice lo siguiente: "Las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no implican un permiso jurídico para violar la ley, sino un permiso jurídico para actuar sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico".

Desde mi punto de vista este argumento es rechazable, ya que el hecho de actuar sin ningún tipo de vigilancia efectiva del sistema jurídico llevaría a pensar que realice lo que realice nunca va a ser responsable penalmente de sus actos antijurídicos. El hecho de que un sujeto lleve a cabo actos antijurídicos sin miedo a ningún tipo de pena es,para mí, totalmente contrario al Estado de Derecho.

También se podría refutar la premisa nº3 (El poder que las leyes que le otorgan licencia para matar le confieren a Bond está sometido a un procedimientos de control institucional que lo restringen y evitan su abuso), ya que se ve claramente que Bond hace lo quiere, a pesar de las indicaciones que le dan.

Anónimo dijo...

MÍRIAM NÚÑEZ FERNÁNDEZ

En el artículo se dice que “las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no implican un permiso jurídico para violar la ley, sino un permiso jurídico para actuar sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico”. No es que una establezca expresamente que James Bond puede matar, sino que no existe tal ley, de lo que se trata es de una especie de inmunidad, no se establece expresamente james Bond puede matar, no sino que si mata no va a caer sobre él el peso de la ley. El sistema jurídico hará como que no lo ha visto. James BOnd está exento de responsabilidades por matar. En mi opinión ello va en contra de todo sistema jurídico. Ya que el quitarle la vida a otro nuca debería estar exento de responsabilidad.

El Estado de Derecho requiere dos condiciones: que el ejercicio del poder esté guiado por un fundamento moral sustantivo, la preservación de la comunidad, aquí es donde se fundamenta la licencia para matar que le otorgan las leyes a Bond y una serie de procedimientos de control para el ejercicio del poder, la separación de los poderes, y en este caso el control de comités políticos y judiciales de las acciones de la agencia estatal para la que trabaja. Y este control ¿desde qué punto de vista es eficaz?, y que si se comete un abuso, el mal ya está hecho y es irrevocable. Si mata a una persona y se comprueba que ha cometido un abuso, la vida a esa persona no se la van a devolver.

Las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no son consistentes con la vigencia de un Estado de Derecho.

P1. James Bond está exento de responsabilidad por matar.
P2. el estado de derecho se basa en el ejercicio del poder basado en la preservación de la comunidad.
P3. el control que se hace de las acciones de la agencia estatal no es eficaz, llega tarde.
C. las leyes que le garantizan a Bond su licencia para matar son contrarias a un estado de derecho.

Anónimo dijo...

Beatriz González Quintián

La premisa que voy a criticar es la primera: Las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no implican un permiso jurídico para violar la ley, sino un permiso jurídico para actuar sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico.
No estoy de acuerdo con el argumento dado por Greg Forster, ya que cuando James Bond mata, aunque se intente enmascarar con que tiene autorización o incluso que es un mandato del Estado para preservar a la comunidad,lo que está haciendo en realidad es saltarse las leyes, ya que esa acción está penada como tal en un Estado de derecho. Y además en este sentido si aceptamos el argumento del autor y además tenemos en cuenta la premisa 2 donde lo que se acoge es que el ejercicio del poder esté guiado para preservar a la comunidad, podríamos llegar a entender que ante la posibilidad de que la comunidad esté en peligro, cualquier persona podría tomarse la justicia por su mano para así aplicar la ley a su antojo con la base de preservar a la comunidad, llegando a tal punto de que el Estado no tendría control en el ejercicio del poder, por lo que no podría darse un Estado de derecho. Desmontándose así el argumento dado por el autor.

David Santorum Mira dijo...

P1 de Forster: Un “permiso jurídico para actuar sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico” es exactamente lo mismo que otorgar un “permiso jurídico para violar la ley”, es decir, ambos nos conllevan a la misma situación, que es permitir la vulneración de Derechos Fundamentales. La única diferencia entre ambos permisos es que uno es expreso, mientras que el otro es tácito.

P2 y P3 de Forster: Es necesarios, en primer lugar, definir qué es lo que se entiende por Estado de Derecho desde un punto de vista jurídico-constitucional. Estado de Derecho sólo es aquel que cumple con las siguientes tres características:

a)La garantía del ejercicio de los Derechos Humanos, como instrumento para asegurar a todos los miembros de la comunidad una igual libertad, inherente a la divinidad de la persona humana;

b)Una división del poder del Estado; preferiblemente tal como la propugnaba Montesquieu, a saber: poderes ejecutivo, legislativo y judicial.

c)El imperio de la Ley como expresión de la voluntad popular, y, en consecuencia, la subordinación de los poderes públicos y la Administración al Derecho, y la del Derecho a la Carta Magna.

En cuanto a la primera característica, Bond viola sistemáticamente los derechos fundamentales de sus objetivos (aunque sean criminales, son personas y ergo tienen reconocidos estos derechos de forma inherente). En este sentido, dos son los derechos fundamentales que Bond más suele violar: el derecho a la vida y el derecho a la tutela judicial efectiva, siendo la violación de éste consecuencia lógica de aquél (no se puede procesar a una persona muerta). Sólo está permitido matar a otra persona por causa legítima, quedando exonerado de responsabilidad penal (por ejemplo, en caso de legítima defensa). El gran problema de la licencia para matar es que los agentes doble cero no utilizan esta habilitación especial como último recurso, sino como método preferente para eliminar a los enemigos (Bond no arresta a los villanos, sino que los mata directamente).

En cuanto al principio de división de poderes, decir que no nos consta que el poder legislativo o el judicial controlen la actividad de los agentes doble cero. Más bien lo contrario, el que realmente controla el MI6 es el Gobierno británico, y también con reservas (en la película de Casino Royale “M” dice, después de que los periodistas se enterraran del asesinato que Bond cometió en una Embajada, lo siguiente: “¿pero quién se creen que son? Ni el Primer Ministro, mi superior, es tan tonto como para preguntarme qué es lo que hacemos”).

En cuanto al último requisito, todos los poderes públicos están sujetos a Ley y la Constitución (principio de legalidad), no pudiendo, por lo tanto, expedir licencias para matar, y menos aún el Gobierno, ya que los Reglamentos contra legem son totalmente contrarios al principio de jerarquía normativa.

Conclusión: Las leyes que amparan la licencia de matar de Bond son incompatibles con el Estado de Derecho, ya que suponen una violación de los principios en los que se fundamenta su propia existencia.

Anónimo dijo...

CESAR PEREDA ESTRADA.
p1) El Estado de Derecho requiere (a) que el ejercicio del poder esté guiado por un fundamento moral sustantivo (para Locke la preservación de la comunidad), y (b) una serie de procedimientos de control para el ejercicio del poder (para Montesquieu la separación de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial

(P2) El ejercicio de poder politico que debe estar guiado por un fundamento moral sustantivo, es creado comforme a una moral predominante en la sociedad.

(p3) El ESTADO, y el ejercicio de poder basan su fundamento, creacion y ejercicio, en la voluntad social, como base de ella, y todos los actos contrarios a los principios de la comunidad son ilegitimos, por lo tanto negativos e inadmisibles.

(P4) La separacion del ESTADO en 3 poderes de montesquieu, no presupone la separacion e independencia, de la moralidad o de la misma legalidad, establecida para todos los poderes, su independencia no implica su separacion ideologica.

(C) Cualquier acto, contrario a la moral colectiva establecida, independientemente de que sea realizada por alguna de las partes en la que el ESTADO, divide sus funciones, no la hace legitima, por lo tanto cualquier acto contrario es reprobable e ilicito.

REPLICA A LA AFIRMACION DEL AUTOR.

P1) El poder que las leyes que le otorgan licencia para matar le confieren a Bond (a) se fundamenta en una razón sustantiva –es necesario para preservar a la comunidad-, y (b) está sometido a un procedimientos de control institucional que lo restringen y evitan su abuso –aunque no se trate de los mecanismos jurídicos tradicionales-: el control de comités políticos y judiciales de las acciones de la agencia estatal para la que trabaja.
Las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar son consistentes con la vigencia de un Estado de Derecho.

P2)Cualquier acto, contrario a la moral colectiva establecida, independientemente de que sea realizada por alguna de las partes en la que el ESTADO, divide sus funciones, no la hace legitima, por lo tanto cualquier acto contrario es reprobable e ilicito.



P3) Las leyes que garantizan a Bond si licencia para matar son contrarias, con la vigencia del Estado de derecho, al carecer de su principio moral de legitimidad social, y la agencia estatal que lo respalda, escapa de los lineamientos establecidos en un ESTADO de derecho, conforme lo conocemos, aun argumentando su independencia en la separacion de poderes y autonomia de montesquieu.

C)Las leyes que le dan a Bond, su vigencia para matar, no son vigentes, y son contrarias al ESTADO de derecho.

Anónimo dijo...

JULIAN PEREZ RODRIGUEZ

Greg Forster en su artículo “”Just a Stupid Policeman”: Bond and the Rule of Law” (2008) sostiene en su primera premisa que las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no implican un permiso jurídico para violar la ley, sino un permiso jurídico para actuar sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico.

Estoy totalmente en desacuerdo con esta afirmación dado que en un estado de derecho todos los poderes del estado debe estar sometidos al imperio de la ley y se debe poder ejercer un control judicial sobre cualquier acto. Así no se puede aceptar que una autoridad estatal, en este caso James Bond, actué sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico puesto que indirectamente eso implica que éste pueda violar la ley.

De esta forma se esta vulnerando el principio de igualdad dado que no se aplica la ley a los ciudadanos de la misma manera.

El Estado de derecho requiere una serie de procedimientos de control del ejercicio del poder y James Bond al actuar sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico vulnera este precepto.

Así, como conclusión se entiende que las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no son consistentes con la vigencia de un Estado de derecho.

Anónimo dijo...

SECUNDINO MURIAS OTERO


En cuanto a la primera premisa quisiera saber donde se encuentra la diferencia entre actuar sin la efectiva vigilancia del sistema jurídico y violar una ley, ¿esto querría decir que si el sistema no nos vigilase y violásemos la ley no estaríamos cometiendo un delito un delito? Se trata de una apreciación totalmente inexacta. Las leyes se crean para que sean respetadas y se cumplen y en su defecto se castigue por ello, por eso son leyes, cuando una ley se incumple se está violando, y punto, si no sería absurdo tener un ordenamiento jurídico, no se puede decir que no hay vigilancia, la hay, y en el caso de James Bond y de cualquier agente con licencia para matar más todavía; pero en casos de necesidad común esas leyes se adaptan o evitan para preservar el bien común. En este momento es cuando entraría en escena la segunda premisa en relación a lo afirmado por Locke, que aprueba que el ejercicio del poder esté guiado por un fundamento moral sustantivo, la comunidad. Sobre la plausibilidad de esta premisa no tengo nada que objetar, como tampoco lo tengo con la b), la creación de una serie de mecanismos de control para el poder, es más, los veos necesarios para evitar situaciones corruptas y de índoles similares. En cuanto a la tercera premisa estoy también de acuerdo, quizás no al cien por cien, por que esas leyes no son leyes que otorgan licencia para matar, en tal caso deberíamos tener conocimiento de ellas, y que yo sepa no es así, simplemente que sería una forma de hacer la “lista gorda” por el bien de la comunidad a la hora de aplicarlas, no es un permiso puramente dicho. La licencia es una cosa, y las leyes con otra.

A pesar de estas refutaciones a las premisas de Greg Forster, me considero en consonancia con la consigna final, pero para ello ésta debería cambiar el verbo “garantizar” por “permitir”, a mi entender.

Anónimo dijo...

MANUEL PORTEIRO SUAREZ

Para empezar el autor menciona que las leyes que proporcionan a Bond la licencia para matar no implican una exención para violar la ley sino un permiso jurídico para actuar sin la vigilancia del sistema jurídico. Por lo cual Bond no estaría sometido a la vigilancia de este, pudiendo matar sin un permiso y sin sufrir la consecuencias.

En mi opinión, esta afirmación es incorrecta debido a que se le esta autorizando a violar la ley pudiendo matar sin la vigilancia de un sistema jurídico, que al igual que la mayoría de los existentes lo prohíbe, por lo cual esto inutiliza el sometimiento del imperio de la ley y las garantías de los derechos de los individuos sometidos a el.


En segundo lugar, el autor, sostiene que el poder que las leyes que otorgan la licencia para matar le confieren a James Bond, está sometido a un procedimiento de control institucional, conforme a la filosofía de Montesquieu, que lo restringen y evitan su abuso. Yo opino que la actuación de un agente de este tipo es difícilmente controlable, es decir, la organización a la que pertenecen (el servicio secreto británico) no puede estar en todo momento vigilando a los agentes porque entre otras cosas un agente persiguiendo a otro agente seria cantoso y prácticamente imposible por lo cual no se vigilarían las vulneraciones del ordenamiento. Sin ir mas lejos en este punto el servicio secreto británico es una institución dependiente solamente del poder ejecutivo, por lo cual no estaría sometido al resto de poderes independientes como es el judicial.

Refutación:
1- Rechazo la primera premisa porque la licencia para matar vulnera el estado de derecho, ya que concede un permiso para violar la ley sin vigilancia debiendo estar sometida a ella por medio del sistema jurídico
2- Rechazo la segunda parte de la tercera premisa por que en Estado de Derecho tiene que haber unos procedimientos de control para el ejercicio del poder y en el caso de los agentes oo no lo hay como mencione anteriormente alejandose claramente de la reglas de un estado de derecho

Contraargumentación:

P1: El Estado de Derecho requiere el sometimiento al imperio de la Ley, mediante un control institucional reflejado en la separación de poderes y el respeto a los derechos de los ciudadanos.

P2: Este tipo de leyes (licencia para matar) no suponen el sometimiento a la ley, a un control institucional conforme a la teoría de la separación de poderes y, en ocasiones, el respeto a los derechos de los ciudadanos.

C: Las leyes que garantizan la licencia para matar no son consecuentes con el Estado de Derecho.

Anónimo dijo...

MANUEL PORTEIRO SUAREZ

Para empezar el autor menciona que las leyes que proporcionan a Bond la licencia para matar no implican una exención para violar la ley sino un permiso jurídico para actuar sin la vigilancia del sistema jurídico. Por lo cual Bond no estaría sometido a la vigilancia de este, pudiendo matar sin un permiso y sin sufrir la consecuencias.

En mi opinión, esta afirmación es incorrecta debido a que se le esta autorizando a violar la ley pudiendo matar sin la vigilancia de un sistema jurídico, que al igual que la mayoría de los existentes lo prohíbe, por lo cual esto inutiliza el sometimiento del imperio de la ley y las garantías de los derechos de los individuos sometidos a el.


En segundo lugar, el autor, sostiene que el poder que las leyes que otorgan la licencia para matar le confieren a James Bond, está sometido a un procedimiento de control institucional, conforme a la filosofía de Montesquieu, que lo restringen y evitan su abuso. Yo opino que la actuación de un agente de este tipo es difícilmente controlable, es decir, la organización a la que pertenecen (el servicio secreto británico) no puede estar en todo momento vigilando a los agentes porque entre otras cosas un agente persiguiendo a otro agente seria cantoso y prácticamente imposible por lo cual no se vigilarían las vulneraciones del ordenamiento. Sin ir mas lejos en este punto el servicio secreto británico es una institución dependiente solamente del poder ejecutivo, por lo cual no estaría sometido al resto de poderes independientes como es el judicial.

Refutación:
1- Rechazo la primera premisa porque la licencia para matar vulnera el estado de derecho, ya que concede un permiso para violar la ley sin vigilancia debiendo estar sometida a ella por medio del sistema jurídico
2- Rechazo la segunda parte de la tercera premisa por que en Estado de Derecho tiene que haber unos procedimientos de control para el ejercicio del poder y en el caso de los agentes oo no lo hay como mencione anteriormente alejandose claramente de la reglas de un estado de derecho

Contraargumentación:

P1: El Estado de Derecho requiere el sometimiento al imperio de la Ley, mediante un control institucional reflejado en la separación de poderes y el respeto a los derechos de los ciudadanos.

P2: Este tipo de leyes (licencia para matar) no suponen el sometimiento a la ley, a un control institucional conforme a la teoría de la separación de poderes y, en ocasiones, el respeto a los derechos de los ciudadanos.

C: Las leyes que garantizan la licencia para matar no son consecuentes con el Estado de Derecho.

Anónimo dijo...

Rubén González González 76726143Y

James Bond y el Estado de Derecho.

La legitimidad de origen del poder en la cultura política actual se basa en el consentimiento y se identifica con la democracia. El Estado de Derecho que expresa desde otra perspectiva, el punto de vista interno de la relación entre Derecho y poder. Supone la legitimidad de ejercicio del poder.

En todo Estado, que sea Estado de Derecho se da el apoyo a la eficacia de su sistema jurídico, todo Derecho supone siempre regulación del uso de la fuerza del poder. La regulación del uso de la fuerza del poder está ligado a la legitimidad. En el caso de James Bond este está legitimado para utilizar su licencia para matar para mantener el orden de la sociedad.

Analizando la legitimidad que se le atribuye a 007 en su licencia para matar, esta puede ser denominada como especial ya que goza de un permiso jurídico y consentimiento para actuar sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico al amparo de una democracia. Se crea una regulación especial para que agentes de este tipo con licencia para matar puedan llevar a cabo este tipo de labor en la sociedad

Centrándose en las premisas de Forster:

La primera premisa de Greg Forster no es aplicable al mundo real contemporánea ya que la licencia para matar no está legitimada. La legitimación supone que esté sujeto a un ordenamiento jurídico, en los cuales aparece penado la muerte de otro sujeto. Por lo tanto este argumento no es consistente. Cabría la posibilidad de que este cuerpo de agentes especiales gozara de una licencia para matar y estuvieran sujetos a un ordenamiento jurídico especial en el que pudieran matar a otro sujeto bajo circunstancias especiales. Pero este ordenamiento jurídico sería aplicado en un determinado territorio por lo que si un agente especial tuviera una misión especial en otro Estado estaría sujeto al ordenamiento de este. La licencia para matar tampoco sería aplicable en un Estado de guerra. Esto me hace decantarme como posibilidad de mi primer argumento de que no es aplicable al mundo real la licencia para matar.

La tercera premisa de que el poder de las leyes que le otorgan licencia para matar le confieren a Bond se fundamenta en una razón sustantiva está sometido a un procedimiento de control institucional que lo restringen y evitan su abuso bajo mi punto de vista es considerado erróneo. Replicando este argumento la soberanía emana del pueblo el cual elige a los representantes encargados de elaborar las leyes y los procedimientos de control institucional entre otras cosas. La soberanía de la que gozan los representantes no puede estar sujeta a razones sustantivas ya que puede desembocar en un sistema viciado, en el que se pueden utilizar las leyes y los procedimientos institucionales con fines personalistas.

Premisa 1º- El Estado de Derecho se apoya en la eficacia de su sistema jurídico.
Premisa 2º-Todo derecho supone siempre regulación del uso de la fuerza del poder.
Premisa 3º-La actuación de James Bond contrapone la eficacia de su sistema jurídico y la regulación del uso de la fuerza del poder.
Conclusión- La existencia de James Bond no está legitimado en un Estado de Derecho actual.

Anónimo dijo...

ROCIO BELENDA LOSADA

James Bond y el Estado de Derecho

Greg Forster afirma la plena vigencia del Estado de Derecho y la existencia de leyes como las que garantizan a Bond su licencia para matar. A pesar de que en "James Bond y la moral" he defendido que en mi opinión no sería ilícito tener una licencia para matar en un Estado de Derecho, aquí se trata de refutar lso argumentos del autor y lo cierto es que en los Estados de Derecho actuales no se permite actuar de esa manera, es antijurídico acabar con la vida de una persona aqunque se trate de un agente especial. Priman la garantía de los derechos y libertades de los ciudadadnos.Y así parece por lo menos incompatible que se pueda tener licencia para matar con un Estado de Derecho.

En la 1ª Premisa ; Greg Forster afirma que la leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no implican un permiso jurídico para violar la ley sino un permiso jurídico para actuar sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico. Esta afirmación es totalmente errónea pues le están concediendo a Bond una autonomía, una voluntad de tomar decisiones y no resulta vigilado en modo alguno. Pero lo ciero es que Bond puede tomar la decisión o iniciativa de matar a otro ser humano. Por lo tanto vemos que una cosa lleva a la otra y esta afirmación resulta contradictoria, pues no ser vigilado lleva a poder matar. Y a mi modo de ver la licencia para matar si concede un permiso para violar la ley.

En la 2ª y 3ª premisa; el autor sostiene que las actuaciones que Bond lleva a cabo se fundamentan en que hay que preservar la comunidad y que sin embargo estas actuaciones que realiza el agente (como matar y su liecencia para matar) están sometidas a procedimientos de control institucional que restringen y evitan su abuso. Y además está el control para el ejercicio del poder (para Montesquieu la separación de poderes; ejecutivo, legislativo y judicial). Estas dos premisas también me resultan incorrectas pues en primer lugar para la presevación de la comunidad no es necesario otorgar una licencia para matar que se escapa de los límites del Estado del Derecho ya que resulta imposible usar mecanismos jurídicos que permitan asesinar ya que esta se prohíbe por las leyes y el Deercho. Además el control que aquí se nos plantea es incierto puesto que los actos de Bond están controlados por su club de agentes doble 0 (la agencia) y no por el Estado de Derecho ya que resultaría imposible controlar sus actuaciones (y más imposible resulta aún teniendo en cuenta que Gerg Forster afirma que Bond actúa sin la vigilancia efectiva del sistema jurídico). Sin vigilancia muy dificilmente podría ser controlado.

En último lugar considero que las premisas que utiliza Greg Forster son erróneas y por tanto creo que resulta imposible la compatibilidad de las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar y la vigencia de un Estado de Derecho.

Anónimo dijo...

Belen Aida Alvarado Aguilar

¿Son consistentes con la vigencia de un Estado de Derecho la existencia de leyes como las que garantizan a Bond su licencia para matar?

partiendo de la premisa numero uno desarrollo mi arguentacion:

(P1) Las leyes que garantizan a Bond su licencia para matar no implican un permiso jurídico para violar la ley, sino un permiso jurídico para actuar "sin la vigilancia efectiva" del sistema jurídico.

(P2) Si actúa sin vigilancia efectiva, quiere decir tiene libre albedrio para asesinar a quien el le parezca necesario y el estado actuando en parte dentro de sus instituciones no es capaz de prevenir con antelación

(P4)Entendido como asesinato provocar la muerte de una figura pública mediante un ataque sorpresivo y sin ningún tipo de juicio previo. Quitarla la vida de propia mano a un projimo.

(P5) El derecho a la vida es un derecho fundamental de todas las personas, así como inviolable e inherente y por tanto ni Bond ni nadie tiene derecho a decidir sobre ella.

(P6) Para estar en un verdadero y autentico estado de derecho debe reunir ciertas características como la creación de poderes, ser institucionalizado y no personalizado mas tal vez la más importante es respetar y promover los derechos fundamentales que emanan de la naturaleza de las personas.

(P7)James Bond no respeta el derecho ala vida.

(C) Las leyes que garantizan a Bond la licencia para matar no son consistentes al estado de Derecho.